ALICE A. BAILEY

 

 (16 de junio de 1880 - 15 de diciembre de 1949)

 

  

 

 

IR A OBRAS

 

Nacida en la Inglaterra Victoriana de finales del siglo XIX, y fallecida en Nueva York en 1949, esta servidora de la Humanidad dejó sentadas, entre otras muchas cosas, las bases de lo que muchos años después vendría a llamarse el Movimiento de la «Nueva Era», además de acercar la figura y trabajo de los Maestros de Sabiduría de una manera ordenada y creíble, y de fundar la «Escuela Arcana», autentica Escuela Esotérica de formación y entrenamiento de discípulos para el Servicio al Mundo.

Describir la vida de Alice Bailey es narrar una existencia llena de trabajo, esfuerzo y abnegación. Nacida en 1.880 en  Manchester, en el seno de una familia acaudalada, pronto quedó huérfana de padre y madre, permaneciendo junto a su hermana al cuidado de una tía.

Aunque nunca le faltó de nada, no supo adaptarse al convencionalismo social de su época, y ya con 20 años, cuando se independizó, se empezaron a manifestar rasgos de carácter emprendedor e idealista.

Trabajó en diferentes obras cristianas para jóvenes, y por entonces toda experiencia de Dios la veía a través del estrecho prisma del dogma fanático de esta religión.

Un hito en la vida de Alice Bailey lo constituyó su ingreso como trabajadora voluntaria en los Hogares para Soldados que había creado la filántropa Sra. Elise Sandes. Allí, además de atender a la rutinaria labor domestica, dirigía sesiones y sermones evangélicos, pues tal era la seguridad religiosa que creía en ese momento profesar.

El trabajo en esta obra permitió a Alice Bailey viajar a la India a hacerse cargo de varias de sus delegaciones, y ello fue un elemento esencial en su forma de encarar el hecho trascendente de la Divinidad.

Después de un desgraciado primer matrimonio, del que tuvo tres hijas, y que le llevó a Estados Unidos, conoció a Foster Bailey en 1919, quien sería su marido, compañero inseparable y principal ayudante en la monumental obra que a partir de ese momento asumirían juntos.

Durante 30 años escribió libros, dio cientos de conferencias, atendió a multitud de personas y, y sobre todo, se sobrepuso a su constante mala salud, al menos hasta que la totalidad de la obra que vino a cumplir fue realizada. Murió el 15 de diciembre de 1.949 en Nueva York, rodeada del cariño de las miles de personas que se beneficiaron de su trabajo. La misma tarde de su fallecimiento dijo:

 

 «Tengo mucho que agradecer. He vivido una vida rica y plena. Innumerables personas en todo el mundo han sido muy buenas conmigo».

 

SU OBRA

Los libros

Ella siempre dijo que, desde una aparición de un señor de porte oriental en su domicilio británico a los 15 años de edad, que se identificó como el Guía Espiritual Koot Hoomi, siempre tuvo plena conciencia de pertenecer a su Grupo de Discípulos. Como llega a decir en su «Autobiografía Inconclusa»:

 

«Quiero que los Discípulos de Cristo, los Maestros de Sabiduría, sean reales para las personas, como lo son para mí y para muchos miles de personas en el mundo…»

 

No obstante a esta referida adscripción al grupo del Guía Koot Hoomi, el trabajo que durante 27 años realizó vino determinado por su relación con otro Instructor Espiritual, llamado Dwjal Khul o, más comúnmente «El Tibetano», dada su procedencia de esa zona del mundo, quien propuso a A. A. B. (Siglas con las que a partir de ahora designaremos a Alice Ann Bailey) trabajar en común, transcribiendo ella la información que Él le dictara telepáticamente. Nos referimos por supuesto al tipo de telepatía superior que excluye la mediumnidad, el trance o la escritura automática, y en la cual el receptor recibe la información en su mente sin perder ninguna facultad superior.

Esta magna obra, por su volumen e información proporcionada, comenzó por el libro titulado «Iniciación Humana y Solar», (donde se da a conocer la realidad de la existencia de la Jerarquía de Maestros, que Helena Petrovna Blavatsky ya había revelado), y se extendió a lo largo de la práctica totalidad de la vida de A. A. B.

De esta colaboración surgieron títulos como «Tratado sobre Magia Blanca», dirigido a los estudiantes de la Escuela Arcana con el objetivo de impartir instrucciones sobre el control del cuerpo astral o emocional. En «Tratado sobre los Siete Rayos», se analizan temas tan variados como la psicología y la astrología esotérica, la curación oculta, dándose además las Catorce Reglas que deben dominar quienes se preparan para la Iniciación.

También se editaron libros como «La Reaparición de Cristo», «El Discipulado en la Nueva Era» o «La Exteriorización de la Jerarquía»,

Mención aparte merece «Tratado sobre Fuego Cósmico», que constituye la ampliación esperada de las enseñanzas difundidas en la «Doctrina Secreta» de H. P. B. (a quien el mundo nunca podrá pagar el bien que hizo a la Humanidad) sobre los tres Fuegos, Eléctrico, Solar y por Fricción, y que representa la clave psicológica de dicha Doctrina Secreta.

En general puede decirse que la obra escrita por A. A. B. en colaboración con el Tibetano representa un hito en el esoterismo del siglo XX, por la ingente cantidad de información aportada, la claridad en su exposición y la novedad en su conocimiento, constituyendo un inagotable caudal de «semillas» para acercarse al conocimiento de las Verdades Eternas.

 

LA ESCUELA ARCANA

En 1923 el Tibetano sugirió a A. A. B. la conveniencia de crear una escuela de «entrenamiento para el discipulado». Ella, junto con su marido Foster Bailey y algunos estudiantes, accedió a la solicitud, pero poniendo como condición que ningún Instructor Espiritual interviniese en la Escuela para controlar sus planes o programas de estudio. El Tibetano consideró muy inteligente esa actitud y lo aprobó.

El concepto de Escuela Arcana era la de un Centro donde los miembros tuvieran la libertad, no se vieran obligados a hacer juramentos ni a contraer compromisos; se les proporcionara meditación, estudios y enseñanza esotérica, dándoles total flexibilidad para hacer sus propios ajustes e interpretar la Verdad de acuerdo a su capacidad.

En la Escuela Arcana (que aún hoy sigue impartiendo enseñanza a quien lo desee) no se exige obediencia a nadie, ni tampoco a Maestro alguno. En cambio se recalca la existencia del Maestro en el Corazón, el Alma, que es el verdadero Hombre Espiritual dentro de cada ser humano.

Tampoco se impide que los estudiantes trabajen en cualquier grupo religioso, ocultista, metafísico o iglesia. Sólo se les pide que consideren esa actividad como un campo de servicio a favor de la Humanidad.

Después de décadas de funcionamiento la Escuela Arcana ha dado y sigue dando entrenamiento espiritual a miles de estudiantes con afán de desarrollar más profundamente la chispa espiritual que arde dentro de todo ser humano.

 

BUENA VOLUNTAD MUNDIAL

Una de las iniciativas más conocidas de A. A. B. y Foster Bailey fue el lanzamiento del movimiento de Buena Voluntad Mundial.

Se produjo entre las dos guerras mundiales, cuando en Europa y en Estados Unidos se genero un fuerte ideal pacifista. Buena voluntad Mundial, movimiento que aún existe y ejerce su benéfica influencia, se creó con el objetivo de aunar las voluntades, sentimientos y pensamientos de todas aquellas personas que creían y creen que los problemas a los que se enfrenta la Humanidad pueden solucionarse a través del dialogo, la negociación y la aplicación de la Buena Voluntad no pasiva, ingenua o débil, sino enérgica y fuerte, con toda la carga que lleva actuar con el ideal de unión y no destrucción, fusión y no escisión, amor y no odio.

Curiosamente se produjo un desentendimiento entre el Trabajo de Buena Voluntad Mundial y el del movimiento pacifista, ya que este último no entendió que B. V. M. tomara partido por las Potencias Aliadas en la II Guerra Mundial, cuando ya todo intento negociador había fracasado. Y es que el movimiento pacifista propugnaba la neutralidad total en el conflicto (mientras Alemania y Japón masacraban países y minorías étnicas), pero B. V. M. asumió el axioma del Cristo de «quien no está Conmigo esta contra Mi», tomando partido por los Aliados que, al menos parcialmente, representaban los valores de democracia, libertad e igualdad.

También hay que reseñan que B. V. M. ejerció una fundamental labor en la difusión de la «Gran Invocación», oración o plegaria mundial de Invocación que hoy utilizan miles de grupos en todo el mundo a favor de la paz y de la armonía mundiales.

Buena Voluntad Mundial sigue hoy día congregando a miles de personas en todo el mundo que consideran que la Humanidad puede resolver sus problemas conforme a los principios de Amor y Fraternidad, denunciando que el odio, el separatismo y el egoísmo representan la mayor amenaza para el desarrollo del mundo.

 

CONCLUSIÓN

Alice Bailey fue una intermediaria (como otros muchos) entre las Verdades espirituales que nos llegan de Planos Superiores y la Humanidad. A costa de su reputación, clase social e incluso desprestigio llevó adelante un enorme trabajo de divulgación de los principios Espirituales que rigen el mundo, a saber:

  • Que existe un Dios Trascendente pero que también es Inmanente en todo el Universo, pudiendo los seres humanos expresar por nuestro intermedio los tres aspectos de la Divinidad (Conocimiento, Amor y Voluntad).
  • Que el Universo se rige por la Ley de la Causa-Efecto (conocida en Occidente como la ley del Karma), que tiene como fin equilibrar las fuerzas en todo lo manifestado.
  • Que el Universo se perfecciona constantemente, a través de las miriadas de elementos que lo componemos, y esa es una Ley de Evolución a la que ningún Plano de Manifestación se sustrae.
  • Que la manera de llevar a cabo esa evolución es por la Ley del Renacimiento, por la cual las conciencias cada vez más desarrolladas de todos los elementos que componen el Universo se van perfeccionando por el acúmulo de experiencias en sucesivas manifestaciones.

Alice Bailey fue un eslabón más en esa interminable cadena de Grandes Vidas que aportaron Conocimiento a la Humanidad sin pedir nada a cambio.

 

Extraído de Revista de Biosofía: www.revistabiosofia.com

 

 

PROGRAMAS DE RADIO EN LUCES EN LA OSCURIDAD (IVOOX):

 

VÍDEOS EN YOUTUBE: