LA VOLUNTAD

 

Conferencia en Youtube: Voluntad, el Poder para cambiar tu Vida

 

En esta Sección vamos a reunir frases de los diferentes Discípulos de la Gran Logia, relacionadas con el Tema de la Voluntad, ese Poder Divino que todo Hombre tiene en Potencia y que puede (y debe) Desarrollar:

 

***

H.P. BLAVATSKY

 

La Voluntad y el Deseo:

- La voluntad es posesión exclusiva del hombre en este nuestro plano de conciencia. Lo divide del bruto en el que sólo está activo el deseo instintivo.

El deseo, en su aplicación más amplia, es la fuerza creativa en el Universo. En este sentido es indistinguible de la Voluntad: pero nosotros los hombres nunca conoceremos el deseo bajo esta forma mientras sólo permanezcamos como hombres. Por consiguiente, la Voluntad y el Deseo son considerados aquí como opuestos.

Es así como la Voluntad es la progenie de lo Divino. del Dios en el hombre, el Deseo es la fuerza motriz de la vida animal.

La mayoría de los hombres viven en y por el deseo, confundiéndolo con la voluntad. Pero aquél que quiera lograr la realización, deberá separar la voluntad del deseo, y hacer de su voluntad el gobernante, ya que el deseo es inestable y, siempre está cambiando mientras que la voluntad es firme y constante.

Tanto la voluntad como el deseo son creadores absolutos. que forman al hombre mismo y, las circunstancias que lo rodean. Pero la voluntad crea inteligentemente –mientras que el deseo ciega e inconscientemente. Por lo tanto, el hombre se hace a sí mismo a la imagen de sus deseos, a menos que se cree a sí mismo a la semejanza de lo Divino. a través de su voluntad, la hija de la luz.

Su tarea es doble: despertar la voluntad. reforzándola por el uso y la conquista, para hacerla regidora absoluta dentro del cuerpo: y en paralelo a esto, purificar el deseo. El conocimiento y la voluntad son las dos herramientas para el logro de esta purificación.

- El Eros humano es la voluntad del genio creador de obras de arte, del pintor, músico y poeta, que con ellas beneficia a la humanidad. No tiene nada de común con el animálico deseo de engendrar. La voluntad es atributo del Manas Superior, su universal y armónica actuación. El deseo es defecto de la separatividad, el ansia de la satisfacción del yo en la materia. El  camino abierto entre el Yo superior y el yo inferior capacita al Ego, para actuar sobre el yo personal (Doctrina Secreta, Tomo VI).

 

 

PETER DEUNOV

 

La Fuerza de Voluntad:

- La mayoría de la gente actual tiene una voluntad débil. ¿Por qué? Porque la manifestación de la voluntad empieza con la vida Razonable, donde no hay ninguna destrucción

- La voluntad consciente, vosotros la observaréis como la manifestación más sublime en la vida del hombre.

- Una de las cosas importantes en la vida del ser humano es el sueño. Por eso exactamente el alumno oculto debe dormir correctamente. El debe determinar una hora en la cual se va a acostar. En esto debe ponerse como deber que una vez que se acueste, que se duerma inmediatamente o como mucho al cabo de 5 o 10 minutos. En este aspecto vosotros debéis hacer pruebas, debéis ejercitar vuestra voluntad para ver si podéis acostaros exactamente en la hora determinada y que durmáis en 10 minutos. Si podéis dormir en ese tiempo determinado, vuestra voluntad es fuerte. Si pasa una media hora o más y no podéis dormir, vuestra voluntad es débil. En este ejercicio probaréis la fuerza de vuestra voluntad. Si no, os vais a hacer la ilusión de que tenéis una voluntad fuerte. No, la voluntad se prueba solo a través de ejercicios. Para fortalecer vuestra voluntad, es bueno que al acostarse por la noche os digáis que esta noche queréis dormir solo del lado derecho. Si por la mañana os encontráis del lado derecho, vuestra voluntad es fuerte; si os encontráis al lado izquierdo, entonces vuestra voluntad es débil. Sin embargo, esto no debe desanimarlos. Haced pruebas al respecto de esto hasta que adquiráis resultados.

- Cuando dormís, vosotros vais a la escuela del mundo Astral. Esto lo que estudiáis por la noche, por el día lo aplicáis, si no dormís correctamente, no podéis estudiar bien en el mundo Astral; si estudiáis bien en el mundo Astral, en la Tierra también podréis estudiar. Por lo tanto, el sueño es de gran importancia para el ser humano. Cuando duerme correctamente, o sea bien, el hombre se levanta con ánimo, con una mente fresca, con fuerzas renovadas y cualquier trabajo que empiece por el día, todo le irá bien. Sin embargo, si el alumno no ha dormido bien, él no ha trabajado bien en el mundo Astral y a consecuencia de lo cual se despierta indispuesto y cansado. Entonces su trabajo durante todo el día será así como ha sido en el mundo Astral. He aquí por qué cuando os acostáis por la noche, decíos: «Ahora voy a la escuela del mundo Astral y deseo cumplir bien el trabajo que se me va a dar ahí».

- El mejor tiempo para meditar es por la mañana o en cada buena disposición del espíritu.

- El sueño va a solucionar muchas de las cuestiones de vuestra vida. Por ahora, siete horas de sueño son necesarias a vosotros. Aún cinco horas pueden satisfacerlos, pero solo en condición de que durmáis sin despertar, sin que os deis vuelta a uno y a otro lado. Lo más saludable es que el hombre se acueste a las 10 de la noche, pero esto no se puede tomar como una regla. Si alguien tiene un trabajo especialmente importante, él puede acostarse tanto a las 11 como a las 12, pero tendrá que dormirse en 5 o 10 minutos. Cuando alguien se queda a trabajar después de las 10 horas por la noche, el sueño se pierde. El sueño aparecerá de nuevo después de las 12 de la noche. Y entonces el ser humano debe acostarse inmediatamente para que no se vaya su sueño. Cuanto antes se acueste el hombre, tanto mejor para él. ¿Por qué? Los que se acuestan temprano, ellos absorben todo el prana acumulado, o sea, la energía vital en la atmósfera. El que se acuesta tarde, se duerme difícilmente, porque para ellos no hay la suficiente cantidad de prana en su organismo

- Ellos deben esperar un cierto tiempo, para que se despierten aquellos que ya se han acostado, y entonces vendrá su sueño. Por eso exactamente los ricos se duermen apenas hacia las 4 de la mañana, cuando los pobres se van a trabajar. Hacia las 4 de la mañana en la atmósfera se forma una nueva cantidad de prana, de la cual los ricos van a aprovechar. Por lo tanto, si podéis crear el hábito de acostarse temprano, vosotros podréis proveer a su organismo la cantidad necesaria de prana. Mas tarde de 12 de la noche no os acostéis. Si os sentís cansados, cenad temprano y como mucho a las 8 acostaos, para que acumuléis más energía de la cual vuestro organismo necesita. Si tenéis energía en reserva, podéis acostaros más tarde. En general, las horas determinadas para acostarse son: 8, 10 o 12.

- Hagáis pruebas para fortalecer vuestra voluntad, para que lleguéis a ser amos a vosotros mismos.

 

TORKOM SARAYDARIAN

Alegría y Curación:

- Esto significa que quienes tienen alegría, viven con alegría, la comparten con los demás y tratan de hacer que la gente esté alegre, poseen dirección y la Voluntad Divina opera en ellos y los ilumina con la sabiduría.

- La Tríada Espiritual es el reino del Infinito; en él hay Síntesis, Propósito y Voluntad.

- Hay tres energías básicas que, cuando se las usa con inteligencia, hacen que una persona sea sana, rica y creativa. Estas tres energías son la luz, el amor y la voluntad. La alegría es producto de una combinación de luz y amor. Tu alegría es mayor cada vez que tu luz y fuerza de voluntad aumentan. Una persona iluminada está continuamente alegre porque, en la hora de la verdadera iluminación, entra en contacto, dentro de su ser, con la energía de la fuerza de voluntad y, entonces, el aspecto de la voluntad es el que empieza a ejercer el control. La iluminación amplía el horizonte de la alegría, y la fuerza de voluntad hace que aquélla sea estable. Quien está alegre se irradia. Todas sus acciones son creativas en cualquier plano porque las raíces de sus acciones se extienden en el reino de la alegría

- En el Plano Atmico, la energía del amor y la alegría se convierte en fuerza de voluntad, entusiasmo, intrepidez y liderazgo.

 

Conmociones Cósmicas:

- El campo de batalla se expande cuando nuestra consciencia se expande. Quienes vencen en la batalla son los que «luchan» en respuesta a la conmoción contra los que reaccionan ante ésta. Son guerreros quienes se dedican a pelear en los campos superiores en respuesta al llamado del Imán Cósmico. En este cuadro vemos que el hombre está destinado a avanzar hacia el Imán Central. Para él no habrá vacaciones ni descanso. Sólo experimentará alegría cuando venza a la reacción, uniendo su voluntad con la voluntad de quienes responden. La decisión personal es la energía más potente del mundo, si está en armonía con la Voluntad del Imán Cósmico, porque concreta la Voluntad del Imán Cósmico. Toda acción verdadera, basada en esta clase de decisión personal, es una acción creativa. Tal creatividad es el proceso de la manifestación de la Voluntad Cósmica en el hombre, en los reinos nacionales e internacionales, al igual que de la manifestación en los planos en los que opera una verdadera decisión personal

- Por otra parte, la decisión personal puede ser una acción contraria, que se oponga a la Voluntad Cósmica. A esa decisión personal se la llama frecuentemente «libre albedrío», y con éste una persona deja de estar en consonancia con el Imán Cósmico y empieza a servir a sus hechizos, ilusiones, vanidad y ego. Tal dirección lleva con el tiempo a la destrucción porque cuando la voluntad de la persona se opone a la Voluntad Cósmica, la presión y la tensión consiguiente, propias de la Voluntad Cósmica, aumentan y llega un momento en el que los vehículos de la persona se desintegran de diversos modos, causando complicaciones y problemas en la vida de la persona o en el mundo. Los problemas serían virtualmente inexistentes si los seres humanos simplemente siguieran las líneas de energía del Imán Cósmico. Desde luego, el ritmo del Imán Cósmico puede reencauzar reiteradamente el curso de las personas descuidadas y exigirles que entren en el sendero de la armonía. Cuando existe oposición al ritmo, entonces. se desperdicia la energía de la galaxia y se producen ciertas demoras en la evolución. La calidad, el valor y las características de nuestra vida dependen del modo con que respondemos a la Voluntad del Imán Cósmico. Cada persona, a través de la forma de su disciplina, trata de responder a la Voluntad del Imán Cósmico. De manera que hay incontables modos y formas de respuesta. Pero todas esas variaciones, cuando están esmeradamente sintonizadas con el Núcleo del Imán Cósmico, forman la Sinfonía de las Esferas. Cada persona que se convierte en parte de esta sinfonía manifiesta belleza y alegría en su vida y en su medio ambiente.

- El Núcleo humano proyecta estas conmociones como rayos de energía. Esotéricamente se traducen como: -fuerza de voluntad, -energía del amor, y -luz. La luz, de manera momentánea o durante largo tiempo, expulsa a la oscuridad de la mente de la persona y aclara más la visión de ésta. El amor purifica las acciones, las emociones y los pensamientos humanos, cargados de factores contrarios a él. La fuerza de la voluntad fortalece las intenciones y decisiones para que la persona sea positiva, triunfe y se esfuerce progresistamente en procura de una realización mayor. Cuando estas tres energías se ponen cíclicamente en circulación desde el Núcleo de alguien y penetran en todo su organismo, crean crisis debidas a reacciones provenientes de diversas partes de su ser y de aquellos con quien la persona está relacionada

- La inspiración es una energía eléctrica vital que procede del Centro en el que la Voluntad de Dios es conocida. Esta energía vital, cargada con el propósito, llega a nosotros a través de nuestras Almas para iluminarnos. Entonces, la iluminación es la flor de la inspiración, la comprensión intuitiva del propósito de la vida.

- «Alma»: Con minúscula es la psiquis humana, la Chispa. La que viaja por el sendero de la evolución y tiene tres fuerzas: la fuerza de voluntad, la atracción y la inteligencia para que guíen su desarrollo.

 

Curso Completo de Curación Espiritual:

- La Voluntad quema del aura todo lo que impide la evolución del hombre, destruye las ilusiones o maya, que causan: Inercia, Apatía y Depresión.

- Tratar de contactarse con la voluntad espiritual, uno debe dejar sus deseos, emociones y decisiones y rendirse a la red eléctrica de la voluntad espiritual, que está en el espacio alrededor nuestro y es como un rayo que quema lo que no nos sirve y así nos purifica, nos inspira y nos hace mas creativos.

- A través de esta practica Ud. agudiza su observación, aprende la técnica de la sugestión y construye una atmósfera favorable alrededor de Ud., donde los objetos y las formas vivientes cooperan y lo ayudan en su labor creativa. Uno NO debe tratar de curar enfermedades infecciosas, a través de la sugestión, el método para curar estas condiciones es llamado: «el comando de la voluntad», y debe ser dado por un alto iniciado que posea la Voluntad-poder (rayo 1), el comando o la orden debe ser dada directamente y con solemnidad, decisiva y con una tonalidad de voz que acarree a la persona enferma la convicción de que la orden  «debe ser cumplida», es posible usar esta técnica para sacar entidades que poseen a la persona, y se puede curar el alcoholismo y las tendencias criminales.

- El 2º punto es la Buena voluntad: esto significa conocer las necesidades de los otros y ayudarlos a que conozcan sus necesidades y eventualmente a que sepan como satisfacerlas y que también que aprendan a satisfacer la de los demás. Vea cuales son las necesidades de los demás, vea como puede ayudarlos a que conozcan sus propias necesidades y finalmente vea como puede ayudar a esa gente a que aprenda a ver las necesidades de los otros.

- Los Ángeles ayudan especialmente a aquellas personas que enseñan las enseñanzas puras de la Jerarquía, es decir a aquellas personas que ayudan a aumentar la belleza, buena voluntad, la corrección, la alegría y la libertad en el mundo, ellos están cerca de estas personas, les fortalecen el aura con sus emanaciones angélicas y los protegen de los ataques de las fuerzas oscuras, les ayudan a recordar ciertos puntos en su memoria y hasta los pueden conectar con fuentes altas para que obtengan inspiración y nuevas ideas o simplemente para darles energía. Algunas veces un grupo completo de Ángeles trabajan juntos haciendo distintas tareas, por ejemplo durante una conferencia: algunos regeneran la memoria, algunos dan ideas, otros cargan las palabras del que está hablando con sus energías, algunos purifican el espacio o el lugar de la audiencia, otros bloquean las líneas mentales de cierta gente que está conectada con las fuerzas oscuras, otros dan alegría, entusiasmo y espíritu de unidad, de esta manera se eleva a toda la audiencia entera. Algunos Ángeles sirven de unión o conexión entre el que está hablando y su Maestro o entre la mente y el plano intuitivo del orador, en raras ocasiones es el Ángel Solar el que toma el control y habla a través de la persona y en extremas y raras condiciones, los Ángeles entran en el aura de la persona y la usan en momentos críticos, después de tener el permiso del Ángel Solar.

- Las huestes celestiales están divididas en 9 secciones mayores: 1-Serafines: están relacionados con las energías de Amor Cósmico y con el Cristo y participan activamente con su Plan. 2-Querubines: están relacionados con la Mente Universal, el Santo espíritu y los poderes psíquicos. 3-Tronos: están relacionados con la Voluntad Cósmica, la voluntad del Padre. 4-Dominios: son los supervisores de la economía del sistema solar y son los que proveen y piden. 5-Virtudes: están relacionados con las leyes cósmicas 6-Poderes: están relacionados con la Ley del Karma, y tratan de transmutar el mal en bien. 7-Principios: son los protectores de los continentes, las razas, las naciones, las tribus, las ciudades, los pueblos, etc. 8-Arcángeles: son los representantes de los 7 rayos cósmicos y las cabezas de los 7 reinos de la naturaleza, son los espíritus de los planetas sagrados, su tarea es contemplar el propósito divino y trabajar para su manifestación. 9-Ángeles: hay varios grupos y tienen distintas responsabilidades. Estos 9 grupos de Ángeles fueron en algún tiempo seres humanos, no necesariamente en el plano físico, pero tal vez en esferas mas sutiles o en los planos astral o mental, a través de la evolución humana ellos desarrollaron la inteligencia y hoy pueden estar conscientes del Propósito del Plan Divino.

- Los Ángeles no tienen «libre albedrío», todos forman un ejercito y cada miembro obedece la voluntad del que esta más alto en cargo, el ser humano tiene libre albedrío, pero hasta cierto punto porque cuando su libre albedrío se fusiona con la voluntad divina, el hombre renuncia a su libre albedrío para vivir acorde a la voluntad superior. El Cristo logra semejante victoria cuando dice: «Se hace tu voluntad y no la mía», en este momento su voluntad se fusiona con la voluntad Divina, desde ese momento en adelante él tiene la más poderosa energía bajo su control y la sabiduría más pura para usarla de acuerdo a las directivas del Padre. Los Ángeles viven en la corriente de la Voluntad Divina por lo tanto no hay conflictos entre ellos, los seres humanos piensan que sin el libre albedrío no se puede progresar ni avanzar, pero ignoran el hecho que la liberación no es alcanzada sino cuando uno renuncia a su propia voluntad en favor de la voluntad Divina.

- El hombre avanza mas rápidamente si no hereda el cuerpo astral del pasado, y es posible «rechazar» ese cuerpo astral del pasado si los padres de ese niño tienen una fuerte voluntad y si protegen a la criatura con sus presencias de «fuego» y con meditaciones. Es generalmente entre los 3 y 7 años de edad que el viejo cuerpo astral trata de atacar a su antiguo dueño, ahora encarnado. Algunos curas, si son esotéricos, pueden sellar el cuerpo astral del bebé al bautizarlo y de esa manera no hay conexión entre el cuerpo astral antiguo y el nuevo y así también se desintegra el cuerpo astral viejo. También es posible que una persona adulta desintegre su cuerpo astral antiguo con el Poder de la Voluntad (Voluntad-Poder).

 

El Discípulo, su Desafío Esencial:

- El tercer requisito del discípulo en el aura es la alineación con la Voluntad Divina. Ve a la Voluntad Divina, y camina en esa Voluntad. El discípulo del quinto grado es la persona que camina con Dios, la persona que vive en la presencia de Dios sobre la Tierra porque él sabe que sólo la Voluntad Divina aniquilará el dolor, el sufrimiento, la fealdad, el odio, la injusticia y la esclavitud sobre la Tierra. Para poder alcanzar la fusión con la Voluntad Divina, diéronse las siguientes reglas a través de los siglos: l. Un discípulo debe estar en contacto con su Alma. El Alma es el Vigía Interior, la Presencia Interior, la vocecita interior, la conciencia. El discípulo deberá establecer contacto con ella. Cuando se efectúa un contacto real, la vida del discípulo empieza a cambiar y a transformarse. Una vez que se establece el contacto con esta Presencia Interior, ésta se convierte en un Guía y te hace sentir si vives o no en armonía con la Voluntad Divina. De inmediato hace sonar el timbre en tu corazón si lo que estás pensando no está en armonía con la estrella de cinco puntas, o si las palabras que estás pronunciando o las acciones que estás emprendiendo no están en armonía con la estrella de cinco puntas. Siempre que hagas, sientas, hables o pienses algo que esté en armonía con la Voluntad Divina, sentirás una expansión de la consciencia y una necesidad más honda de creatividad y servicio. Cuando se establece el contacto con el Vigía Interior, casi oyes su voz, su voz silenciosa, y obedeces a esa voz. La obediencia a lo superior significa construir puentes, unir eslabones, comunicarse con fuentes superiores. La obediencia conduce a la unidad, la cooperación y la síntesis. Mediante la unidad, las fuentes superiores empiezan a manifestarse en tu vida. Casi todos han tenido una experiencia de recibir guía desde el interior. Tal guía es una prueba de la existencia del Vigía Interior.

- Los Grandes observan cuidadosamente la aptitud del discípulo para comprender y aplicar la síntesis en su vida. La ciencia de la síntesis es de suma importancia para Ellos porque todas las grandes líneas de servicio son esfuerzos en procura de la síntesis; esfuerzos para curar los resquebrajamientos y poner de relieve la unidad que está oculta detrás de la diversidad. La capacidad de síntesis es una señal neta de que el discípulo está en armonía con la Voluntad Divina y está preparado para ser un candidato para la nueva raza de Acuario.

- La sexta responsabilidad es expandir buena voluntad. Un discípulo debe tener la voluntad encauzada hacía el bien en favor de todos y de todo. No tengas celos de lo que los demás tengan. No digas: «Su esposa es tan bella… Yo ni siquiera tengo una esposa…». Cuando tienes celos, estás en corto-circuito contigo mismo; estás en cortocircuito con tu sistema eléctrico de la red de tus energías. Buena voluntad significa dar a Dios una ocasión para que se exprese a través de ti. Buena voluntad significa que Dios se irradia a través de ti porque Dios es bueno.

- Por tanto, el primer deber de un discípulo es planificar su vida mensual. Tener un plan de actividad y un plan de disciplina, lectura, meditación y servicio. Luego, extender lentamente ese plan a lo largo del año, y después a ciclos de cinco y diez años. Más tarde, formar un plan de vida, y adherirse a él por todos los medios. Por ejemplo, quieres ser abogado, médico o científico. Planifica tu vida, y subordina o usa todo lo demás para cumplir ese plan. Esto provocará muchos cambios en tu vida, hasta que toda tu vida se adapte a tu plan y a tu meta última. Así es cómo podrás disciplinar tu vida y prepararte para el discipulado consciente. Tu vida puede semejar el plano de un edificio, con muchos materiales y obreros para llevar a cabo ese plano. Cuando tienes el plan, todos estos materiales y obreros se adaptarán a su meta principal a través del plan. La vida sólo se organiza si tiene un plan. La planificación puede hacerte pensar que estás creando una limitación en tu vida. Es verdad que, en cierto sentido, estás limitando las actividades y los goces de tu naturaleza inferior, pero estás abriendo un campo mayor de libertad para ejercitar sus máximas posibilidades y permitirles que florezcan al máximo de su capacidad. Si crees que no estás preparado para grandes planes y metas, crea planes y metas más pequeños. Por ejemplo, decídete a leer un libro importante que no sea demasiado fácil de leer. Luego, planifica cómo lo leerás. Planifica leerlo, por ejemplo, durante dos horas diarias, tomando notas y reflexionando sobre párrafos importantes. Luego, observa en cuántos días podrás leerlo, y prepara tus notas para efectuar un informe completo acerca del libro. O decídete a aprender un idioma o un instrumento musical, y haz tus planes al respecto. Luego que planifiques, deberás llevar a cabo los pormenores de tu plan. Esto desarrollará tu fuerza de voluntad, aumentará tu conocimiento, y disciplinará tu vida.

- «El libre albedrío mora en todos». Someter a prueba a un discípulo y darle varias tareas no tiene como propósito violar el libre albedrío del discípulo. Por el contrario, la voluntad se templa y fortalece en varias tareas y pruebas, y el libre albedrío sólo se desarrolla cuando el discípulo aprende a no herirse ni estorbar el progreso de los demás con su voluntad.

- Algunas personas piensan todavía que los planetas, soles y galaxias no son seres vivos, no tienen inteligencia o acciones deliberadas. Pero las tienen. Los principales acontecimientos solares son las acciones en las que las vidas animadas de estos cuerpos enormes efectúan especiales contactos con propósitos singulares. Su contacto crea sustancias especiales que pueden alimentar a las almas de las personas, si éstas se vuelven sensibles y se aprestan a absorberlas. Tales acontecimientos solares ocurren por doquier en el universo. La astrología esotérica es la ciencia de tales acontecimientos y relaciones. Desde el punto de vista de nuestra minúscula Tierra, tales hechos ocurren en las lunas llenas de Aries, Tauro y Géminis, tiempo durante  el cual el Alma de nuestra Tierra, el Alma de nuestro Sol y el Alma de uno de los signos del zodíaco se relacionan entre sí con propósitos específicos. Durante estos acontecimientos, se produce una gran cantidad de energía-sustancia, que puede alimentar a nuestra voluntad, nuestro amor y nuestra luz, expandir nuestra consciencia, crear armonía dentro de nosotros y permitirnos realizar avances sensacionales, siempre que estemos preparados para ello. Estas energías pueden usarse para destruir las cristalizaciones y avanzar hacia un nivel superior de existencia.

- «Hágase tu voluntad» es uno de los secretos de la obediencia. El hombre no puede avanzar en el sendero de la perfección a menos que aprenda a obedecer. La obediencia crea integridad y alineación dentro de la personalidad y la psique.

- En el universo hay un principio que suscita obediencia cuando una persona se desarrolla espiritualmente. A este principio se lo llama, a menudo, «la Voluntad de Dios». Cuando una persona se desarrolla, este principio aumenta en ella, que se convierte en la continuación de ese principio. De manera que, cuando este principio aumenta, la persona pierde su ego y despierta en el Yo Unico.

- Hay cinco obstáculos que te impiden seguir el sendero de la obediencia consciente: el ego, la vanidad, la ilusión, la ignorancia, el hechizo Estos cinco obstáculos deberás eliminarlos inteligentemente si esperas desarrollar sensibilidad hacia las corrientes que llevan a la Voluntad Divina desde el Núcleo Central hacia el último átomo en el universo. Si los discípulos reflexionan sobre estas diez señales y estos cinco obstáculos, podrán descubrir fácilmente la fuente que exige obediencia y actuar en consecuencia.

- Es interesante advertir que la obediencia a la Voluntad Superior, a la sabiduría y a la guía inteligente no brinda goce al comienzo y parece disciplinaria y difícil, pero al final da una gran recompensa

- Uno puede también aprender y experimentar usando su mente e investigando las consecuencias de sus acciones. Es muy placentero saber que los Grandes obedecen a la Voluntad Superior «hasta la muerte». Cristo dijo: «Hágase Tu voluntad y no la Mía». Una vez, un gran Maestro escribió: «Señor mío, que mi plegaria sea: servirte en todo y por doquier». La Fuente Cósmica creó unidades. Luego, la Ley de Obediencia unió a esas unidades con otras unidades, y estas unidades más grande con otras unidades mayores, hasta que el comando de la Voluntad Cósmica Central unió a toda la manifestación de Una Sola Unidad. Cada pequeña unidad de esta gran unidad avanza hacia el Núcleo Central sólo por obediencia a la voluntad de ese Centro Cósmico.

- DISCIPLINA: La disciplina es el sendero en el que un discípulo nace gradualmente. La disciplina se cumple bajo las órdenes de una persona que desarrolló la fuerza de la voluntad a través de la disciplina. La disciplina se cumple en tres campos: el físico, el emocional y el mental. En estos tres campos de disciplina hay un denominador común: vencer los rigores y usar el cuerpo para conducirse y conducir a los demás fuera de las limitaciones físicas. La disciplina física se cumple mediante pesado trabajo, carrera, escalamiento, salto, natación, ayuno... efectuando todas estas disciplinas en la nieve, en la lluvia, en el fuego o en el calor hasta el límite de lo que tu cuerpo resista, para poner en circulación las reservas ocultas de energía de tu cuerpo y regenerar tus sistemas corporales. Una vez que apruebes la disciplina física, la vida o el Maestro te introducirá en la disciplina emocional. En este sendero pasarás por terribles circunstancias y te mantendrás intrépido; afrontarás goces autodestructivos y los superarás con indiferencia; afrontarás excitantes seducciones de la materia, del cuerpo, de la posición y los bienes materiales, y pasarás junto a ellas como si no existieran. Te enfrentarás con circunstancias que te incitarán a auto-conmiserarte, pero elegirás tu senda del deber y de la responsabilidad en vez de la senda de la propia conmiseración. Hallarás muchas trampas, pero aprenderás a escapar de ellas. Una vez que apruebes la disciplina emocional, te enfrentarás con la disciplina mental, bajo la cual tu mente aprenderá verdaderamente a discriminar, pensar, observar y elegir el sendero correcto, a buscar, descubrir y crear, todo con una celeridad y una. buena disposición gradualmente mayores

- Todas esas disciplinas tienen un propósito principal: poner en acción la fuerza de voluntad, que existe en ti, con el apoyo de la irresistible voluntad de tu Maestro

- Todas estas disciplinas liberarán gradual y finalmente al Gigante que duerme dentro de ti. Este Gigante se llama la Divina fuerza de la voluntad. A menos que liberes esta fuerza de la voluntad, andarás a la deriva durante siglos bajo la influencia de las fuerzas elementales, y en cada vida errarás tu destino. Deberá llegar el momento de tu vida en el que, simbólicamente, la aguja de tu compás se alinee con la corriente magnética del Polo Norte, o del rayo de la fuerza de la voluntad. Una vez que toques este rayo, tu vida se imantará y se caracterizará por la fuerza de la voluntad, y tú serás el amo de tu vida

- Cada discípulo constituye un representante de la humanidad global. Para hacer esto, no sólo necesita inteligencia y amor sino también la fuerza de su voluntad. La voluntad real es el factor sintetizador más potente.

 

 

Energía Psíquica:

- La energía psíquica dirige también a nuestra fuerza de voluntad. La fuerza de voluntad carente de dirección crea tantos obstáculos en nuestro sendero que, durante el resto de nuestra vida, perdemos el tiempo limpiando los desechos que acumulamos a lo largo del camino. He aquí algunos modos de usar la energía psíquica: - pensando con claridad; - sirviendo abnegadamente; - empeñándonos creativamente; - perdonando concretamente; - librando a la gente de sus temores y ansiedades; - esforzándonos en nuestras realizaciones; - provocando la expansión de nuestra consciencia; - empleando las palabras con constructividad y motivaciones justas; y - manteniendo colmado nuestro corazón con el fuego de la compasión.

- Las cartas manuscritas son portadoras de una enorme cantidad de energía y fuego psíquicos si su contenido es inspirado por amorosa sabiduría y fuerza de voluntad.

- Podemos cooperar con la dirección de la energía psíquica, pero no la podemos forzar para que siga a nuestra voluntad, si nuestra voluntad no armoniza con su dirección, ni podemos usarla mal u obligarla a que obedezca a nuestra voluntad. Esto sería un crimen y crearía siempre reacciones violentas.

- Debemos aprender a usar la energía psíquica, concentrando el pensamiento y la fuerza de voluntad. Los seres humanos aprenderán, gradualmente, a enfocar sus pensamientos en determinadas partes del cuerpo etérico y a transmitir su energía psíquica.

- La energía psíquica también se llama AUM, Teros, el Rayo primordial, Agni, el imán, el puente, las puertas, el tesoro y el ojo del Alma, entre otras denominaciones. AUM es el Rayo primordial que echó las bases de nuestro sistema solar. En la actualidad estamos en el segundo sistema solar, en el que el Amor y AUM se están fusionando. La Voluntad y AUM se fusionarán en el tercer sistema solar. «A» indica Agni, el Rayo primordial, el Espíritu Santo, el fuego creador, el fuego por fricción. «U» Amor, el Rayo del Amor, la relación, el fuego solar. «M» indica el fuego eléctrico o espiritual, el aspecto de la Voluntad de la Trinidad.

- La motivación pura suscita energía de la Voluntad procedente de Centros Superiores.

- Al oír la palabra «consciencia», pensamos en una esfera de energía con muchas graduaciones. Vemos en la consciencia diversas corrientes de energía, específicamente las energías de la luz o la inteligencia, del amor, de la fuerza de voluntad y de los tres fuegos, y la energía psíquica. De modo que el arco iris de la consciencia está formado por estos siete colores.

 

La Ciencia de la Meditación:

- El alma humana no está todavía liberada del dominio de sus tres vehículos inferiores: su deber (dharma) es aún hacer la voluntad de su Ángel Solar.

- Usted deberá tener el vigoroso empuje que le lleve por encima de la tierra y que le mantenga en su dirección elegida. Por ende, usted desarrollará concentración y voluntad. Estas dos palabras son en realidad la causa y el efecto. La causa es la voluntad, y el efecto es la concentración.

- Cuando hablamos de concentración, hablamos del poder de la voluntad. Es mediante el poder de la voluntad que la mente se enfoca, o que se afirma una forma-de-pensamiento, o una actividad mental particular se aísla de las influencias negativas, o cierto vehículo se orienta hacia cierta meta durante cierto tiempo. Sin el desarrollo de la Voluntad es imposible lograr la concentración, y la Voluntad no puede desarrollarse sin autodisciplina, sin una vida de trabajo consciente, de sufrimiento consciente, y sin una vida que esté orientada hacia un servicio consagrado a la humanidad

- Teniendo la meta del servicio en nuestras mentes, debemos tratar de sublimar paso a paso al hombre inferior, hasta que la naturaleza salvaje de los vehículos se amanse y sea capaz de obedecer las órdenes del Señor Interior. Esto significa el desarrollo de la voluntad, el proceso de oponerse al flujo involutivo y degenerativo de nuestros vehículos, y de volverlos hacia arriba rumbo a la línea de la marea evolutiva. Los planos superiores deberán controlar a los inferiores. El espíritu deberá dominar al mundo objetivo. Y el individuo deberá «perderse» en el grupo.

- Esta energía podrán ponerla en actividad en cualquier ser humano quienes han cultivado esa energía y son encarnaciones de la voluntad superior y verdadera.

- Entonces usted ve cómo el Propósito de Dios guía las pequeñas voluntades de los hombres y crea un mundo nuevo en el que los hombres entran conscientemente en los misterios de las iniciaciones y se convierten en cooperadores de ese Propósito.

- El Sonido es la comunicación directa del Yo, y del Yo Mayor, con el peregrino transfigurado. Se nos dice que sólo los Iniciados del tercer grado pueden oírlo, entenderlo y responderlo. El Sonido se llama también la «Voz del Silencio» o «La voz del Sonido Espiritual». El Sonido es la voluntad, el propósito y aspecto vital del Logos Solar

- La concentración no es posible sin la energía de la voluntad.

- Cuando llegamos a una considerable etapa de iluminación en estas meditaciones, tomaremos la meditación sobre «la voluntad» y sobre «el Antahkarana».

- Cuando el fuego monádico entra en contacto con la personalidad, causa un gran proceso de Transmutación y Transformación, y la energía de la voluntad, que se expresa en los niveles de la personalidad y del Alma, es absorbida en la voluntad monádica y divina. Esto puede también ser explicado diciendo que la cualidad de la inercia de la personalidad y la cualidad del movimiento (en una espiral superior) del Alma se absorben en la cualidad del ritmo de la Mónada.

- En la Transfiguración, se libera el fuego de la Tríada. Esto corresponde al tercer verso de la Gran Invocación: «Que la finalidad guíe a las pequeñas voluntades de los hombres». Las «voluntades» de los cuerpos físicos, emocionales y mentales son reemplazadas por la voluntad de la Tríada. Sabemos que se torna contacto con la finalidad del microcosmos después de la Tercera Iniciación o después de la Transfiguración.

- La contemplación le da una voluntad férrea, una gran determinación para llevar adelante el trabajo de la Jerarquía, a cualquier costo, para la liberación de la humanidad.

- Eventualmente, el peregrino pierde su Sendero y cae en la magia negra cuando trata de imponer su voluntad sobre los demás. La contemplación real crea voluntad, pero se la usa para liberar a la gente, no para esclavizarla. En nuestra vida diaria, la contemplación exprésase como serenidad, compasión, tolerancia, coraje, voluntad, gratitud y alegría. La contemplación es para el discípulo una comunicación cara a cara con la visión del Pensador, y es una fuente de inspiración e iluminación. Y a medida que el Maestro penetra en la ardiente contemplación para tomar contacto con la energía de la Voluntad de Dios, cada discípulo aceptado entra en la contemplación para tomar contacto con el Corazón de nuestra gran Vida planetaria y vuelve con una nueva visión, con nuevas ideas, nuevos sentimientos, con un empeño siempre renovado en el Sendero de la liberación mayor.

- En la literatura esotérica se ha escrito mucho sobre los ojos. Tenemos el ojo derecho, que es el transmisor de la energía intuitiva, de la energía del amor y de la voluntad ardiente; se relaciona con el cuerpo pituitario, con el Alma y la Jerarquía. Tenemos el ojo izquierdo, que es el transmisor de la energía mental; se relaciona con la glándula carótida y con la humanidad. Tenemos la visión etérica, que se cumple mediante los ojos físicos después que tuvieron lugar en ellos cambios biológicos. Tenemos el tercer ojo, el Ojo de Shiva, que ve todas las cosas en el «Ahora Eterno». Tenemos el Ojo del Alma, que revela el Reino de Dios y el Plan Divino. Este ojo está «ubicado» en el centro supremo de la cabeza, y transmite la energía de la Tríada Espiritual. También tenemos la Mónada como un ojo que revela el Propósito de Dios, y el Ojo de Dios, el Ojo que lo Ve Todo.

- «Uno debe afirmar que la victoria subyace en el vínculo con la voluntad suprema».

- Los agentes de la Logia Negra, en su mayoría, trabajan en el primer rayo del poder y la voluntad; usan sin embargo esta energía con fines destructivos –especialmente para la materialización– saben que «las fuerzas del mal son inherentes a la sustancia misma, de la que están construidas todas las muchas formas de vida».

- Maya es desvitalizado o redirigido por el poder de la inspiración, que es una forma de energía de la voluntad acumulada en el Alma.

- Esta energía se libera hacia abajo, rumbo a los centros etéricos, como un rayo que quema y cura. A través de esta energía, el Alma pone a los centros en armonía con el ritmo de la gran luz palpitante de la chispa. Todos los centros expresan energía psíquica, y maya está limpio porque todos los centros no son usados por impulsos ciegos sino por un plan consciente, en el hombre y en el universo. El Habitante del Umbral es eliminado por la enfocada voluntad-de-realizar del alma humana y por la respuesta del Ángel Solar, usando esta vez la energía de la voluntad de la Tríada Espiritual sobre el Habitante del Umbral, eliminando así la cubierta en la que el alma humana en desarrollo está presente, y llevándola bajo la luz de la Tríada Espiritual. El hombre es ahora un iniciado del tercer grado en plena transfiguración.

- Los planetas son Sus centros. El tiene una gran Finalidad para todos los planetas de Su sistema. Esa Finalidad es Su Voluntad, el «Futuro» que, como un gran imán, crea el modelo solar hacia el cual son atraídos todos los reinos en todos los niveles. Se nos dice que esta vida solar, que a menudo se llama el Logos Solar, irradia Su Voluntad hacia cada planeta, y Su Voluntad es tocada, contemplada y transformada por los contemplativos superiores de los centros principales de los planetas, donde se convierte en la finalidad de cada planeta. Nuestra tierra, según la Sabiduría Antigua, es el vehículo físico de una Gran Vida que, hace millones de años, quiso encarnar a través de tal cuerpo planetario, fomentar su progreso en el Sendero cósmico y desempeñar su papel en el sistema solar como un centro en el cuerpo de esa Vida Solar mayor. Nuestro centro planetario principal se llama Shamballa, la «Isla Blanca» o la «Fortaleza», «El Centro donde se conoce la Voluntad de Dios». Se halla en el Desierto de Gobi, en la materia etérica superior.

- Pasaron edades y edades después de la fundación de la Jerarquía y la interpretación de la Voluntad de la Vida Solar, que llamamos Finalidad, permaneció como un tesoro sellado. Pero eventualmente, la Vida Planetaria decidió fundar grandes centros de instrucción para la raza humana, para conducir a la humanidad «de la oscuridad a la luz». Primero fundaron el Templo de IBEZ en el centro de Sudamérica, e invitaron a maestros de varios planetas a instruir a la humanidad acerca del Plan. Abriéronse centros en diferentes países, como Armenia, Egipto, Grecia, Caldea, Persia, Palestina e India. En estos centros enseñáronse religiones, artes y ciencias. Como resultado de estos centros, grandes cantidades de aspirantes se convirtieron en discípulos, y fueron preparados para enseñar a la humanidad sobre el Plan a través de métodos prácticos y a través de los misterios. Así apresuróse grandemente el progreso de la humanidad. Gradualmente, estos seres humanos avanzados, mediante gran sacrificio y empeño, lograron mayores expansiones de consciencia y se convirtieron en iniciados, maestros, reyes y sacerdotes. Penetraron en los misterios y fueron eventualmente admitidos en las filas de los Maestros. Cuando los Maestros de la raza humana aumentaron en número, algunos de los Maestros pertenecientes a otros planetas nos dejaron, poniendo más responsabilidad para el progreso de la humanidad y de los otros reinos sobre los hombros de nuestros Maestros nacidos en la Tierra. Se nos dice que los grandes Maestros que forman la Jerarquía real del planeta son más de sesenta y seis. Están desparramados por todo el mundo, y enfocados en varios planos, pero en estrecha comunión entre sí en el nivel búddhico. Enseñan a la humanidad sobre el Plan de la Jerarquía.

- La formulación del Plan es como sigue: Se nos dice que los planos búddhico, átmico, monádico y divino de nuestro Plano Físico Cósmico forman los vehículos más bajos de nuestro Logos Solar. Los más altos de estos planos se llaman el primer plano etérico cósmico, el plano divino, adi, o el mar de fuego. Es en este plano que se hallan los arquetipos, que no son nada más que la formulación de Su voluntad en el Plano Mental Cósmico, proyectado hacia abajo, hacia el primer éter cósmico. También se nos dice que hay algunas Grandes Vidas entre nuestro Logos Planetario y el Logos Solar, llamadas Intermediarios Cósmicos Divinos, Que contemplan la Voluntad de Dios y la imprimen en el primer plano del plano etérico cósmico, el plano arquetípico. Es desde aquí que el centro principal del planeta, llamado Shamballa, absorbe estos arquetipos, que son energías ardientes, y a través de los Nirmanakayas, o Contemplativos Divinos, pasan a la Jerarquía. Es aquí que los Ángeles Solares son informados sobre el Plan, porque Ellos son una parte de la Jerarquía, o del quinto reino.

- Toda la creación es una sola unidad. Las partes de esa unidad tienen su propia porción especial del Plan, pero todas trabajan hacia el cumplimiento de la gran Finalidad que ha de sintonizarse con la voluntad de la gran Vida incógnita.

- La meditación, en esencia, es el único sendero para aliviar las miserias de la humanidad, puesto que nos hace ver el Plan, primero dentro de nuestra Alma, y luego a través de los ojos de nuestro Maestro. Así estamos cargados con el Plan, y vemos el orden existente en el universo, en cada célula, en el progreso de la humanidad en conjunto. Nos volvemos aptos para penetrar en el dominio de esa energía que llamamos la Voluntad Divina. Es esta Voluntad la que se expresa como la Finalidad, como el Plan, y como la idea y, modificándose en hombre, se convierte en deseo, aspiración, dedicación, intención, servicio y el Sendero mismo

- La meditación nos capacita para sentir, ser impresionados, ser cargados no sólo por el Plan, sino que también nos hace reconocer claramente nuestra parte individual en él, que deberá ejecutarse con ardiente dedicación y desapego espiritual. Una vez que conocemos nuestro papel en el Plan, y tenemos el coraje de dedicar nuestra vida al cumplimiento de nuestra tarea, entonces la energía y la sustancia del Plan fluirán dentro de nuestros vehículos y crearán alegría, sabiduría, correspondiente mesura y más fuego para la dedicación unidireccional. Tal vida estará también cargada con un hondo sentido de responsabilidad, de sacrificio, y de amistad, amor y hermandad reales. EI amor y la amistad verdaderos sólo podrán florecer dentro de los corazones de quienes sienten y ven el Plan y dedican sus vidas al cumplimiento del Plan, sin ser atrapados en su red personal de gustos y disgustos.

- 1. Aquellos cuyas Almas están en él se especializarán en el estudio de la voluntad. primer Rayo de la política. El Maestro Tibetano dice que «se entra en cada era con un torrente de la energía del primer Rayo». Este torrente se inicia y continuará en la Nueva Era, y los discípulos futuros de este Rayo serán los políticos y manipuladores reales de la energía de la voluntad. Este estudio les conducirá a tomar contacto con el Plan, y entonces con la Finalidad detrás del Plan, y luego a expresar esa Finalidad y ese Plan en los planos físico, emocional y mental, a fin de crear una nueva cultura, una nueva civilización, y un nuevo modo de vida planetario. Paralelamente a la ciencia de la voluntad, tendremos la ciencia esotérica de la purificación aplicada. Esta nos mostrará cómo usar la energía de la voluntad para llevar a cabo una purificación planetaria desde los obstáculos que impiden el flujo circulatorio de la energía de la vida. En ese enfoque del primer Rayo tendremos también la enseñanza sobre la ciencia de los verdaderos estadistas, del verdadero gobierno, y la técnica de encauzar la moneda. Todas éstas producirán al verdadero ocultista. La ciencia de la purificación aplicada se enseñará también en los Rayos segundo y séptimo.

- La meditación en grupo acrecienta tremendamente nuestra luz individual y nuestro poder de voluntad. Uno puede alcanzar algún grado de iluminación a través de la meditación individual, pero es imposible invocar el amor verdadero y la energía de la voluntad sin la meditación en grupo y el servicio en grupo. Las energías superiores podrán tocarse, liberarse y compartirse seguramente y usarse constructivamente en la formación en grupo.

- La meditación en grupo elimina esta actitud egoísta de nuestras mentes, y vemos lentamente que hay sólo una meta para la meditación: servir a la humanidad en la luz de la Jerarquía y cargarse con el poder de la voluntad divina.

- La Luna Llena de Géminis es la fiesta de la buena voluntad, la fiesta de la Humanidad.

- La palabra «Restauración» tiene un hondo significado esotérico. En la naturaleza, muchas cosas están distorsionadas, y están fuera de tono con el Plan y la Finalidad divina. Como un instrumento musical, la naturaleza necesita volver a poner a tono los procesos para producir una armonía mayor y expresar la música mayor de la vida en avance del planeta. Estos procesos de volver a poner tono lo efectúan las Fuerzas de la Restauración, que se liberaron para nuestro planeta en la Luna Llena de Aries, en 1945. La finalidad total de estas fuerzas es restaurar la voluntad-de-vivir y la voluntad-de-hacer-el-bien; todo depende de estos dos factores. El destino de los planetas o del sistema solar no es controlado por procesos mecánicos sino por la buena voluntad de seres inteligentes. Si esta buena voluntad se dirige hacia la Vida y el Bien, todas las distorsiones desaparecen gradualmente, se vencen las crisis y la armonía se restaura en el hombre, en el planeta y en el sistema solar. El Maestro Morya, en uno de Sus libros, dice que éste es el tiempo de sentirse como el habitante del Cosmos. Nuestra consciencia se expande hacia el sistema solar y muy pronto tomaremos consciencia de que nuestro bienestar es condicionado por el bienestar de nuestro sistema solar, y viceversa. De esta manera, la voluntad-de-bien y la voluntad-de-vivir desempeñarán un papel sistemático en ese tiempo. La Luna Llena de Aries será un gran momento oportuno para ahondar la voluntad-de-bien y la voluntad-de-vivir en la humanidad en conjunto con nuestra meditación. En los tres días siguientes a la luna llena, deberemos tratar también de difundir esta idea con palabras escritas y habladas, para crear una reorientación hacia la vida y el bien

- Hay una gran vida estrechamente relacionada con nuestro sistema solar, con nuestro Logos Solar y con nuestro pequeño planeta. La energía de esta gran Vida, con este gran Imán, penetra en nuestro sistema solar, en nuestro planeta y en cada átomo, en cada célula y en cada forma, liberando progresivamente la chispa latente en ellos. Esta liberación progresiva es la causa de la radiactividad, de la sensibilidad, del deseo, de la aspiración, de la decisión, del plan, de la finalidad, de la buena voluntad y de la voluntad-de-bien.

- De modo que aquí vemos que la energía de la Libertad es activa en Wesak, debido a la agrupación activa de la Jerarquía, y porque cada Iniciado del quinto grado es un miembro de la Logia de Sirio. La energía Taurina es activa porque es la Luna Llena de Tauro y porque Buda representa la Iluminación, y el Ojo de Tauro es la fuente de la luz espiritual. Con la Voluntad de Dios se toma contacto en este tiempo porque Buda relaciona la Jerarquía con Shamballa y Cristo relaciona la Jerarquía con la Humanidad. Todas estas energías se enfocan en Cristo, Quien es el dispensador de las energías o del agua de Acuario y es la encarnación del Amor. En la Luna Llena de Wesak tenemos tres influencias potentísimas: A) La energía de la Libertad. B) La energía de la Iluminación, que es la energía del Amor-Sabiduría. C) La energía de la Voluntad de Dios, que se revela como Finalidad y como Plan.

- Y la energía de la Voluntad emana de la Gran Osa, y atraviesa una de las Pléyades, entra en nuestro Sistema Solar y a través del centro de la cabeza de nuestro Logos Planetario toca la esfera de nuestro Globo y desciende en los iniciados, en los discípulos y sobre la humanidad toda. De esta manera, en cada Luna Llena de Wesak, la energía de la Luz, la Voluntad y la Libertad inundan las esferas superiores de nuestro planeta y cargan a todos los grandes iniciados y discípulos. Si podemos destruir y eliminar las sempiternas acumulaciones de nuestras supersticiones, prejuicios, hechizos, ilusiones y la pesada nube de nuestra ignorancia, orgullo, codicia y vanidades, así liberaremos la chispa aprisionada en nosotros, y eventualmente abriremos la gran visión en nuestros ojos en el sentido de que ¡esencialmente somos soles siempre crecientes cuyos rayos un día darán vida al planeta, a un sistema solar.

- LA LUNA LLENA DE GÉMINIS. Esta es la tercera luna llena principal; también se llama la Fiesta de Cristo o la Fiesta de la Humanidad. Desde 1952, algunos estudiantes del esoterismo han llamado a ésta la Fiesta de la Buena Voluntad o el Día Mundial de la Invocación. En la Fiesta de Cristo los estudiantes de la meditación y de la Sabiduría Sempiterna: a) Usarán la Gran Invocación y harán esfuerzos para difundirla por todo el mundo como el núcleo del Plan para la Nueva Era. b) Los hombres y mujeres de buena voluntad se unirán en cada ciudad, y recalcarán el significado de la buena voluntad y la importancia de las correctas relaciones humanas. Dirigirán su atención hacia la visión superior de la humanidad como una flecha de invocación que vuela hacia la fuente de la Vida. c) Distribuirán las energías con que tomaran contacto y que acumularan en el cáliz hacia la humanidad, como corrientes de luz, amor y poder, para producir relaciones humanas correctas, buena voluntad, comprensión y cooperación entre todas las personas, entre todas las naciones, por doquier.

- Hace unas pocas décadas, el Maestro Tibetano organizó, a través de algunos de Sus discípulos, algunas actividades del servicio que se llaman Triángulos y el Movimiento de Buena Voluntad. Estos dos movimientos se conectan directamente con esta importante tercera luna, y reciben especial energía en los días primero y tercero.

- Cada uno de nosotros es invitado a formar un Triángulo, como un servicio a la humanidad y como un puente entre la humanidad y las energías divinas. La próxima actividad es el Movimiento de Buena Voluntad, inaugurado por el Maestro Tibetano. Este se está también difundiendo por todo el mundo a través de muchos individuos y grupos diferentes. El objetivo básico de este esfuerzo es establecer rectas relaciones humanas entre hombre y hombre, entre nación y nación, y crear una tendencia mundial hacia el bien de todo hombre y de todas las naciones. La buena voluntad es una energía constructiva, positiva y creativa. Es la energía que cura las hendiduras, las barreras emocionales y mentales, y conduce a la comprensión total.

- Esta energía se halla en el centro de cada hombre. La tarea de los hombres de buena voluntad es hallar los modos para liberar esa energía, y crear una fuerza poderosa hacia la comprensión internacional y la unidad global. En esta luna llena, podemos tratar de liberar esa energía dentro de nosotros mismos y dentro de nuestro grupo o nación, y ayudar en la construcción de la Nueva Era de la Gran Fraternidad.

 

La Ciencia de Ser uno Mismo:

- La estrella brilla aún en el cielo azul oscuro que está más allá de las montañas, y el hombre descubre que, para llegar a esa estrella, no sólo deberá usar las sustancias mental, amorosa e intuitiva sino también otra clase de sustancia que se llama energía de la voluntad. Esta energía es la respuesta del Padre a la invocación que llega proveniente del Hijo. Se inicia la construcción de un puente nuevo y más alto, mediante el uso de esta energía de la voluntad. Esto se expresa como el Propósito divino, como el Plan divino, y como las ideas creativas y puras. En el sendero de su alto viaje, el hombre es sensible a las impresiones provenientes del centro en el que se conoce a la Voluntad de Dios, del centro al que llamamos el Corazón de Dios, y del centro al que llamamos la humanidad. 2 El hombre se comunica, mediante este puente triple, con la Fuente espiritual suprema, y recibe las impresiones del Plan divino y de lo que la humanidad necesita.

- El término «benevolencia» está compuesto por dos vocablos: «bene» y «volentia». El primero significa «bien»; y el segundo, «voluntad». Se trata de una merced o de un acto de buena voluntad. Benevolencia, merced o buena voluntad es un acto (o una actividad) con que expresamos nuestra bondad interior a través de nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones. El hombre es, en su esencia, una gota de bondad. Sin importar dónde esté ni qué sea, es aún una gota de bondad en su ser esencial. Puede actuar mal desde el punto de vista de los demás. Puede tener sentimientos malos y pensamientos perversos, pero detrás de estas perversiones y aberraciones existe la bondad esencial en lo profundo del alma humana. El hombre parece, en ocasiones, un rey sometido a esclavitud. Sus enemigos le encadenaron pies y manos, y es incapaz de actuar como rey, incapaz de usar su autoridad, su voluntad regia.

- Muchas son las personas que, psicológicamente, se hallan en este mismo estado. Son esclavas de sus hábitos, vicios e impulsos subconscientes; son esclavas de sus cuerpos, de sus emociones, y hasta de sus mentes; son esclavas de sus doctrinas y sus dogmas religiosos o políticos. Son virtuales esclavas. Sin embargo, si rompen sus cadenas y se libran de tal esclavitud, veremos que en ellas hay espléndida belleza, bondad resplandeciente.

- Un pequeño acto de benevolencia, un pequeño acto de buena voluntad, libera un rayo de luz desde el núcleo interior, desde la bondad ardiente que en el hombre existe. Esta luz obra milagros en el hombre y en sus relaciones sociales. Inicia un esclarecedor proceso interior, y produce una energía curativa que purifica todas las causas del sufrimiento, del dolor y de la aflicción

- Cada pensamiento bueno, cada acto de buena voluntad, cada palabra expresada desde el corazón acorta la distancia entre nuestros dos yoes: entre el pequeño yo que está perdido en ilusiones y fascinaciones del mundo, y el otro Yo, que se halla en el cielo azul del júbilo y del gozo.

- Nuestro destino es liberarnos y ser nosotros mismos. Toda la belleza, el gozo, el progreso y la salud de la humanidad sólo se crean a través de este sendero.

- Cuando realizamos un acto de esta índole, sentimos que en nuestro mecanismo empieza a fluir y circular una energía nueva; experimentamos un gozo profundo, una nueva fuerza y una paz nueva. ¿Qué fue lo que ocurrió exactamente? Podemos decir que, mediante este acto de buena voluntad, descendió una minúscula corriente de energía vital en nuestro mecanismo desde el Fuego Central y, en su trayectoria, eliminó algunos obstáculos y estableció una débil comunicación entre el Fuego Central, nuestros vehículos de expresión y nuestro medio ambiente. En cualquier instante en que nos sintamos deprimidos, solos y abandonados, limitémonos a realizar un acto de buena voluntad, sin esperar retribución. Esta es una ciencia real; no se la puede aprender, salvo realizándola. Mediante tal expresión de buena voluntad, aprenderemos a actuar de manera desinteresada, con una actitud impersonal. Aprenderemos a acercarnos a la gente, a llegar a conocerla, a sentirnos con ella, y esto nos permitirá satisfacer mejor la necesidad real. Si seguimos usando largo tiempo esta técnica, ampliaremos y ahondaremos el canal de comunicación de nuestro Yo Real y de nuestra personalidad, y estaremos listos para dar el paso siguiente.

- Sin embargo, no podremos detenernos allí. Deberemos sumar otro paso: el trabajo de buena voluntad en el nivel mental. Este trabajo implica que demos nuestra luz a los demás, y que ayudemos a la gente a que resuelva sus propios problemas mediante el proceso de la educación y la iluminación.

- Así, año tras año, irán en aumento la comunicación y la relación entre nuestro Fuego Central y los vehículos de expresión. Proporcionalmente, éstos se alinearán, integrarán y fundirán con la Luz interior. Esta fusión se expresa como actos de buena voluntad, sacrificio y amor; como vida creativa y salud espléndida. Mediante tal expresión, mediante nuestros esfuerzos para aportar esclarecimiento a los demás, nos curamos físicamente, y también emocional y mentalmente. Este es el modo más sencillo de establecer contacto con nuestra Chispa dadora de vida. Fue por esto que Cristo dijo a sus discípulos: «Es mejor dar que recibir». Esta es una participación divina. Si a un amigo o a un extraño le transmitimos una chispa, nuestro fuego aumenta muchas veces. El acto de buena voluntad debe tener lugar en tres niveles simultáneamente, en el proceso de despejar los obstáculos físicos, disipar las fascinaciones y problemas emocionales muy arraigados, y eliminar las ilusiones de las mentes de la gente.

- Cuando hay verdadero desapego, nuestra identificación espiritual profundiza y amplía el aspecto espiritual de un objeto. Al mismo tiempo, nos identificamos cada vez menos con los fenómenos hasta que, en su momento, somos capaces de ver al objeto como éste es, libres de nuestras reacciones personales y mecánicas, y libres de la voluntad impositiva y coercitiva del yo inferior, que se expresa de muchos modos. Según como logremos desapegamos de cualquier objeto, el amor de nuestra alma aumenta, nuestra luz se vuelve más brillante, nuestra voluntad se torna más fuerte, y nuestra alegría resulta más honda. El apego nos vuelve más pequeños; el desapego nos convierte en más grandes

- De estas dos fuerzas, la negativa representa a la voluntad de todo lo que es egoísta, separatista, involutivo y conducente a la oscuridad, la inercia y la materia; la fuerza positiva representa a la Voluntad divina, que conduce hacia lo bueno, lo verdadero y lo bello. A través de la primera fuerza, o sea, a través de la voluntad, todas las fuerzas negativas del hombre individual, de la humanidad y del mundo pueden actuar y pelear.

- El conocimiento y la verdad son alimento para nuestras mentes. Las ideas espirituales superiores, la Voluntad y las leyes Divinas proporcionan otra clase de alimento para nuestros cuerpos superiores. Estos alimentos están en forma de vibraciones, impresiones, corrientes y energías que llegan y entran en nuestra aura cuando se las asimila según nuestros logros, nuestra pureza y nuestro servicio.

- «¿Cómo podremos aislarnos de toda la creatividad cósmica cuando el hombre es creativo cumplidor de la voluntad cósmica? Por tanto, debemos desarrollar una consonancia con los poderes superiores que existen en nosotros, pues sin este esfuerzo no hay creatividad». «Cada paso creativo es la afirmación de grandes batallas». «Señala correctamente que el amor es un principio dominante y creativo. Esto significa que el amor debe ser consciente, empeñoso y abnegado. La creatividad exige estas condiciones, pues el amor es el principio creativo dominante».

- El ejercicio de expresión creativa ayudará a desarrollar la energía divina de la Voluntad. La energía de la Voluntad es el rayo de luz que desciende de nuestra divinidad interior y, poco a poco, coordina, armoniza, integra y funde nuestros vehículos con el Plan y el propósito de nuestra divinidad interior, convirtiéndonos así en la expresión de la Realidad interior. A través de nuestros vehículos, la energía de la Voluntad construye el puente que nos conduce a lo que esencialmente somos. Se trata de la energía del desapego y de la desidentificación, mientras al mismo tiempo es la energía principal que nos conduce hacia la unidad con la totalidad. Ocurre a veces que las personas son abrumadas por una emoción negativa violenta que lleva al cuerpo, a la mente y a la «voluntad» en dirección equivocada, y los usa con fines ciegos y devastadores. En estas circunstancias, las personas se perjudican entre sí, se matan, inician guerras, y todo lo que debe usarse para el bien se usa para alimentar las llamas de la guerra. Cuando ocurre esto, es demasiado tarde para controlar la corriente de emociones negativas y sosegar los gritos de batalla de las fuerzas contrincantes. Así podemos ver la gran necesidad de controlar la más leve emoción negativa, el más pequeño incendio,, recordando siempre que tenemos la fuerza para controlar esto porque somos el Señor Interior. «El Morador del cuerpo nunca nace ni muere. No es verdad que, al no tener existencia, no llega a ser; ni que habiendo estado en la existencia, cesa nuevamente de ser. Es in nacido, eterno, inmutable, es el Yo. No se lo puede matar, aunque maten al cuerpo» … El Morador del cuerpo puede alcanzar la inmortalidad cuando es indiferente al dolor y al goce, y cuando éstos no lo afectan» (Bhagavad Gita). En estos dos versículos está el relato de la evolución. Sugerimos memorizarlos y recordarlos siempre que se descubra la más leve señal de emoción negativa dentro de uno. Nuestra intención al dar estos ejercicios no es enseñar a luchar contra las emociones negativas sino aprender a crear condiciones en las que sea imposible que ellas nazcan

- Salva de un gran peligro; nos da luz, iluminación, belleza, atractivo y energía. Nos preguntamos de dónde provienen estos dones preciosos. Nos llegan «por la gracia De Dios»: provienen del tesoro de nuestro cáliz. Tal vez nos sintamos indignos de la gran ayuda que recibimos, pero es nuestra; nos la paga nuestra cuenta de ahorro en el tiempo correcto y en el lugar correcto. El cáliz es el cuerpo del Angel Solar. Su voz es nuestra consciencia. En el cáliz nadie podrá entrar que esté contra el Plan, el Propósito y la Voluntad divinos. Todo lo que existe en los tres niveles del esfuerzo humano, que está de acuerdo y en armonía con la esencia del cáliz, nos da gran alegría interior, gran energía y gran inspiración. Cuanto hacemos contra la esencia del cáliz nos empobrece y aflige, y oímos a la suave vocecita de la conciencia que nos previene sobre nuestra mala acción. El cáliz es el vaso de la sabiduría pura, el vaso del amor y del conocimiento puros, el vaso de la esencia y la realización. Los doce pétalos se dividen en cuatro partes. Los tres pétalos de la parte de afuera se llaman pétalos del conocimiento. Extienden su influencia sobre los planos físico, emocional y mental. Las impresiones superiores del conocimiento-luz pasan a través de la semilla mental permanente hacia los pétalos del conocimiento, hacia la unidad mental, hacia los órganos generativos en el plano mental, hacia el centro astral de la garganta, hacia los órganos astrales generativos, hacia el centro etérico de la garganta y hacia los órganos etéricos generativos. Los segundos tres pétalos se llaman pétalos del amor, en los planos físico, emocional y mental. La energía del amor pasa a través del átomo intuitivo permanente hacia los pétalos del cáliz correspondiente al amor, hacia el plexo solar en el plano mental, hacia la semilla emocional permanente, hacia el centro del corazón en el plano emocional, hacia el plexo solar en el plano emocional, hacia el centro del corazón correspondiente al cuerpo etérico, y hacia el plexo solar. Los terceros tres pétalos se llaman pétalos del sacrificio, y cada uno de ellos se extiende hacia los planos físico, emocional y mental. La voluntad espiritual pasa a través del átomo átmico permanente hacia los pétalos del sacrificio, hacia la base de la columna vertebral en el plano mental, hacia el centro de la cabeza en el plano emocional, hacia la base de la columna vertebral en el plano emocional, hacia el átomo físico permanente, hacia el centro de la cabeza correspondiente al plano etérico, y hacia la base de la columna vertebral, en la que el Fuego Serpentino descansa. Y los tres pétalos más recónditos son «la síntesis del conocimiento, del amor y del sacrificio». Ahora bien, las semillas permanentes funcionan en el aspecto sustancial de una existencia. Los pétalos del cáliz se ocupan de la consciencia o del aspecto psíquico de la existencia, mientras los pétalos más recónditos son expresiones del espíritu puro. El fuego que está en el cáliz estimula cíclicamente a los átomos permanentes y, poco a poco, entran en acción los espiralillos. Su desarrollo produce nuevas ansias, nuevas tendencias, nueva comprensión y nuevo crecimiento, corrientes creativas nuevas, motivaciones e impulsos nuevos. Como resultado de estas energías entrantes, los cuerpos responden y se tornan más sensibles a las impresiones internas y externas. Estas energías entrantes pueden crear también problemas en los cuerpos si existen obstáculos o fricción. Las corrientes que llegan a través de la semilla física permanente son corrientes de regeneración, vitalidad, transmutación y crecimiento. Estas corrientes usan el instrumento del sistema sanguíneo, a través del centro coronario y de la base de la columna vertebral. Las corrientes que llegan a través de la semilla emocional permanente son corrientes de amor, compasión y paz. Y estas corrientes llegan principalmente al sistema glandular a través de los centros del corazón y del plexo solar. Las corrientes que ingresan a través de la semilla mental permanente pueden llamarse inspiración, intuición y visión. Y descienden al sistema nervioso a través de los centros laríngeo.

- Estos tres pétalos del sacrificio o de la voluntad se llaman: l. pétalo de la participación; 2. pétalo del propósito; y 3. pétalo de la precipitación. Cuando se desarrolle el primer pétalo, el individuo o el grupo participará activamente en el Plan Jerárquico. Todos los miembros del grupo se dedicarán a comprender y ejecutar el Plan. Cuando se desarrolle el segundo pétalo, el individuo (o el grupo) se une con la voluntad de los discípulos del grupo y toma contacto con el Propósito que está detrás del PLAN. Cuando se desarrolla el tercer pétalo del sacrificio, el individuo se unifica con el grupo de Iniciados que trabajan en favor de la precipitación del Plan. Se nos dice que los pétalos de la Voluntad o del sacrificio corresponden a la Ley del Sacrificio. Asimismo, son de aplicación las grandes palabras de Hermes: «Como es arriba, así es abajo». Un Maestro de la Sabiduría explica que nuestro Logos Planetario es un loto de doce pétalos, un cáliz de energía, que sostiene al planeta. Nuestro Sistema Solar forma un loto de doce pétalos en el plano mental cósmico del Logos Solar. Tres de estos Logos representan a los tres pétalos del conocimiento, otros tres representan a los tres pétalos del amor, y los tres restantes son los pétalos de la Voluntad, los pétalos del sacrificio, y los más recónditos contienen a los fuegos centrales y a la Piedra Preciosa que es el LogosSolar Mismo. Om Mani Padme Hum

- Los pétalos de la voluntad traen la energía de la voluntad desde los niveles átmicos, y la ponen a disposición de los tres niveles de la personalidad como combustible para las actividades de los cuerpos. Fortalecen las ilusiones y las fascinaciones de los cuerpos mental y emocional, y crean maya en el cuerpo etérico SI el cuerpo etérico está infectado con las ilusiones y las fascinaciones. Allí crean ansias e impulsos ciegos e incontrolables, que controlan a los centros etéricos, creando en el hombre un deseo sexual y un deseo de bienes materiales, que son inextinguibles. En este caso, su centro dominante es el centro del sexo. Ese hombre se parece a quien, atrapado en un torbellino del maya, tiene todos sus pensamientos, aspiraciones y deseos controlados por las fuerzas de ese torbellino. Está identificado con sus ansias y con su mecanismo. Esta identificación es la causa máxima de maya. Los pétalos de la voluntad o del sacrificio disipan, con el tiempo, al maya, creando una indiferencia y un desapego crecientes, y transmutando al deseo en aspiración, intención y Voluntad pura.

- Cada átomo permanente tiene siete espiralillo… Tarda siglos desarrollar estos espiralillos. Cuando el séptimo espiralillo está activo, entonces sólo contiene impresiones muy toscas y construye un cuerpo correspondiente a ese nivel de vibración. Cuando el tercer espiralillo (contando desde arriba) está activo, entonces el cuerpo es de un orden superior, constituido por sustancias más sutiles, y, en consecuencia, el contenido de la semilla es más complejo, más inclusivo y tiene alcances superiores de impresiones. Sólo después de construir cuerpos con la sustancia del tercer nivel podrá haber un verdadero canal de luz, amor y fuerza para el hombre interior.

- Cuando está activo el primer espiralillo, entonces el hombre es divino y es uno con la voluntad de Dios.

- Cada espiralillo está conectado con el correspondiente subplano de ese plano particular. Siete espiralillos sirven para siete subplanos mentales, siete para los subplanos emocionales, y siete para los subplanos físicos. Como dije, los planos superiores de cualquier vehículo se activan cuando están activos los espiralillos superiores de las semillas. A medida que los espiralillos de las semillas se activan y se forman y organizan los correspondientes subplanos, el contenido del cáliz se enriquece y es de calidad superior. Hasta la forma, el color y la irradiación del cáliz se tornan más bellos y más luminosos, y, de modo proporcional, el horizonte del campo de nuestra consciencia se amplía cada vez más. Cuando está plenamente desarrollado, entonces podemos ver nueve llamas, como los pétalos de una rosa, que forman el cáliz. Allí se observan tres llamas de color azul eléctrico, que, con el tiempo, harán arder al cáliz y pondrán en libertad su esencia divina. Si el estudiante sigue el Sendero de la "Cima Azul", entonces es enteramente capaz de desapegarse de su cuerpo físico y de los problemas de éste, de su cuerpo emocional y de los problemas de éste, y especialmente de su cuerpo mental y de los problemas de éste. Entonces, él tiene una idea clara de que él no es el cuerpo, las emociones y la mente, sino algo que está más allá de éstos. El es entonces un hombre que está escalando hacia lo que se llama él mismo. A medida que escala, ve que en un sentido material se achica, pero en un sentido espiritual se agranda; se enriquece cada vez más, y, proporcionalmente, su horizonte se vuelve ilimitado. Nos volvemos exclusivos a medida que marchamos hacia la materia; y nos volvemos inclusivos a medida que marchamos hacia el espíritu. Marchar hacia la materia significa introducirse en un sueño cada vez más profundo. Marchar hacia el espíritu significa despertar progresivamente hacia nuestro propio Yo, y ser libres. La libertad se alcanza cuando se libera la piedra preciosa existente en el loto. Al desarrollarse el loto, se alcanza más libertad, hasta que se libera la piedra preciosa, y se alcanza una libertad total.

-Puede ocu rrir un desarrollo desparejo del loto. Esto produce rebeldía y libertad abusiva, pero, a medida que el desarrollo avanza, el hombre se equilibra y entra en el Sendero real de la espiritualización y de la libertad. Lo mismo le ocurre a la humanidad toda. La humanidad logrará la verdadera libertad cuando el gran loto se desarrolle, y la piedra preciosa empiece a brillar.

- Cuando la mente desarrolló la sustancia del primer sub-plano, la Voluntad de la Mónada, que se expresa a través del plano átmico, empieza a inundar el plano mental con su fuerza, grabando en la mente las leyes cósmicas del sacrificio y de la síntesis. He aquí un proceso doble: l. lo inferior se abre hacia lo superior; 2. lo superior, al activarse, introduce más energía desde el centro de luz, amor y poder hacia los planos más bajos. La resonancia entre los subplanos correspondientes forma el puente futuro, que en la Sabiduría Antigua se llama Antahkarana, o el Puente del Arco Iris. Cuando nuestros cuerpos están construidos con la sustancia ·del primer subplano de los siete planos, el Ser Interior refulge y Se expresa como luz y fuego vivos, con gran belleza.

- El plano átmico o nirvánico se construye con energía de la voluntad y se alimenta con verdaderos actos de voluntad. Entramos en el plano monádico mediante actos de libertad, actos de desapego y sacrificio que sean puros. Luego que la consciencia entra en este plano de libertad, el horizonte del océano omnisciente, omnipotente y omnipresente de la realidad alboree sobre nuestro ser y reina el silencio. El hombre es el microcosmos, y la Gran Existencia es el macrocosmos. La Gran Existencia tiene planos correspondientes, llamados planos cósmicos; por ejemplo, plano físico cósmico, plano astral cósmico, etc. Nuestros cuarenta y nueve subplanos se consideran en conjunto desde el plano físico cósmico de los siete Planos Cósmicos. Al desarrollar nuestros subplanos, entramos en contacto, levemente, con los correspondientes Planos Cósmicos. Hasta aquí hemos obtenido algún conocimiento sobre los planos físico, emocional y mental; nuestro principal interés se relaciona, a continuación, con nuestro plano intuitivo o búddhico.

- El plano nirvánico o átmico «…la voluntad es el aspecto divino del hombre, que lo pone en relación con el propósito divino y luego es controlado por éste, que se comprende inteligentemente en el tiempo y en el espacio, y que es implementado por el alma como expresión de amorosa consagración». Los Grandes Hijos de la Luz están conscientemente activos en el plano átmico. Este es la fuente desde la que derraman la luz verdadera sobre el mundo. Se lo llama el plano de la inteligencia pura, o el plano de la luz dorada, de la razón pura. Es el plano en el que el Yo Se revela. El plano búddhico es el cuarto éter cósmico. El plano átmico es el tercer éter cósmico, que en los textos esotéricos se conoce como el plano espiritual. Nos dicen que, en este plano, un hombre oye la nota del Logos a través de su centro de la cabeza. Según un Maestro de la Sabiduría, Cristo trabaja ahora en el plano átmico. Desde allí, El derrama la luz átmica sobre las fascinaciones (o los hechizos) del plano emocional, produciendo alguna purificación en ese plano. En el plano átmico, el individuo se torna plenamente consciente del grupo, mientras, al mismo tiempo, mantiene su propia identidad separada. La verdadera energía de la voluntad empieza a expresarse cuando el hombre funciona en este plano. El instrumento expresivo de esta voluntad verdadera, espiritual, átmica, es el centro de la cabeza, que debe ser desarrollado y usado. Cuando la Chispa interior Se expresa a través del plano átmico, la energía así producida se llama energía volitiva. Esta energía expresa y desarrolla el propósito de la divinidad interior. Tal como el Sol irradia su luz, su calor y su vida, así la verdadera energía volitiva irradia y revela a la divinidad oculta en el hombre, como intención, propósito y voluntad encauzada hacia el bien, y como guía hacia la perfección. La voluntad es la corriente de la vida misma. Es la expresión de la divinidad esencial del hombre, y de su Yo Real interior. Cuando este Yo Real empieza a expresarse y a realizar Su propósito, decimos que el hombre tiene fuerza de voluntad. Es verdaderamente espiritual cuando su consciencia funciona en el plano átmico. Esto comienza después de la Tercera Iniciación. La primera señal de un hombre que empieza a revelar su propio rostro, que empieza a encontrarse es una creciente fuerza de voluntad. Es el puente más sólido y confiable sobre el que podremos caminar hacia la fuente de la energía. La fuerza de voluntad es el instrumento motivador, o la dínamo, detrás de todas nuestras actividades conscientes. Su influencia aumenta cuando los vehículos se purifican y son aniquilados los «líderes» falsos o las «órdenes» falsas. Su influencia aumenta en proporción a nuestra consciencia, pero luego descubrimos que la fuerza de voluntad llega incluso más allá de la consciencia. Está muy próxima a nuestra esencia. Uno de los Maestros nos dice: «La voluntad es, en realidad, la vida misma».

- Cuando estamos libres de nuestras fascinaciones (o hechizos) y de nuestras ilusiones, o de nuestros centenares de influencias e impresiones mecánicas, descubrimos que la voluntad es la que usa todos nuestros mecanismos físico, emocional y mental. En los niveles inferiores, sucede a menudo que nuestras ilusiones y fascinaciones (o hechizos) se fortalecen con la fuerza de la voluntad, y de ese modo el sufrimiento del mundo aumenta. La fuerza de la voluntad está presente siempre, pero necesita mecanismos a través de los cuales pueda expresarse. Los mejores mecanismos son nuestros vehículos superiores que están construidos y organizados con sus propios centros y redes de energía. Para poder distinguir a la voluntad real de la voluntad falsa, el hombre debe ser capaz de observar las fuerzas o energías detrás de todas sus actividades físicas, emocionales y mentales. Esta observación le revelará si usa conscientemente la energía de la voluntad, o si ésta es controlada por impulsos, tendencias u órdenes interiores. Si un hombre tiene fuerza de voluntad, es un hombre autodeterminado, un hombre que es su Yo Real, que actúa a través de los cuerpos físico, emocional y mental, expresando la parte del Plan que tiene que cumplir. Este plan es una pequeña parte o porción de la finalidad hacia la cual pugna toda la creación. La fuerza de la voluntad está allí, siempre, como energía eléctrica del cuerpo, y el hombre lo realiza todo con la fuerza de la voluntad, pero ésta no es la voluntad del Yo. Es importante que entendamos este hecho. Aquí, la voluntad del Yo es usada por las respuestas de la personalidad a los estímulos externos: su reacción es principalmente automática. La voluntad central, el Yo, tiene siete estaciones en las que usará la voluntad. En cada plano, el primer subplano es el receptáculo de la voluntad para los subplanos inferiores. Toda actividad de cualquier subplano saca su combustible del primer subplano. Esta energía está matizada con el color o con la tonalidad del plano dado. Si las sustancias de los subplanos están muy desarrolladas, podrán sacar más energía del primer subplano; si en los subplanos hay defectos, la energía del primer subplano crea «úlceras» psicológicas o físicas. Los sub-planos limpios y depurados actúan más adecuadamente respecto de la meta, y más en armonía con la energía central; esta condición significa que un hombre vive más cerca del Fuego Central. La energía de la voluntad tiene aún otra cualidad. En el proceso de su desarrollo, se expresa como fuerza en el cuerpo, y como fuertes impulsos, deseos, aspiraciones, atención, concentración, intención, dedicación, síntesis y sacrificio. Después, cesa de ser la expresión de un individuo y se convierte en la expresión de una familia, de una nación o de la humanidad. Se torna más misteriosa; es la expresión del Plan existente detrás del universo, y luego la expresión del Propósito del Poder Creador. Así, llegamos a la conclusión de que la voluntad tiene una relación muy estrecha con el Creador y con la esencia de la creación. Desapego, renunciamiento, desinterés, pureza, libertad y disciplina: todas estas son expresiones y actividades de la voluntad. Es la espada del Señor Interior que entabló la larga batalla para purificar Sus vehículos de expresión, hasta que El pudo cumplir el Propósito que el Creador depositó en Su corazón. Un Maestro de la Sabiduría dice: «Cuando la luz llameante de la Mónada se concentra directamente en la personalidad, a través del antahkarana… produce un fuego llameante que quema todos los obstáculos en un proceso constante y consecutivo» La libertad es otra meta de la voluntad, y todos los pasos enderezados hacia el Yo son pasos hacia la libertad esencial de la voluntad. Para desarrollar la voluntad, debemos rechazar poco a poco toda falsa voluntad de nuestros vehículos de la personalidad, y todas las influencias que llegan a través de ellos de diferentes fuentes, superiores o inferiores. Así, cuando nuestro mecanismo está libre de los falsos maestros que a menudo la usan, y cuando el Señor Interior controla por completo el mecanismo, a la personalidad, el hombre se transforma y se convierte en El Mismo. Como dice el apóstol: «Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido». El espejo es la personalidad; miramos en el mundo de la materia, de las emociones y del pensamiento, formando una imagen de nosotros mismos a través de nuestras reacciones y respuestas. Esta imagen y el espejo deben dejarse atrás y debemos ponernos cara a cara con nuestro Yo verdadero. Somos los hijos de Dios, pero en el futuro vamos a ser algo más. Esto ocurrirá cuando nuestro Yo interior Se revele. Entonces, seremos nuestro Yo, porque veremos a nuestro Yo como éramos y como somos: la sombra desaparecerá en la Realidad. Para llegar a este punto tenemos que recorrer un camino larguísimo, un camino que continúa durante los días y las noches de nuestras vidas, y atraviesa colinas, altas montañas y valles profundos. El propósito de todas las existencias anteriores, presentado en los capítulos anteriores, era despertar nuestra voluntad y usarla. Desapego, desmovilización e inofensividad: todas estas son técnicas para usar la energía de la voluntad. No podemos avanzar muchísimo hacia nosotros mismos, aprendiendo, acumulando conocimiento o incluso mediante observación, hasta que desarrollemos nuestra voluntad. Esto significa que usar nuestra voluntad es cambiar cada vez más en nuestros Yoes Reales, encontrar nuestro Ser puro, y reve-larlo, expresarlo e irradiarlo, extinguiendo las oscuras candelas de nuestra personalidad bajo la luz del Yo Real. Hay un viejo dicho: «Quienes mejor gobiernan son quienes saben obedecer». ¿Qué conexión tiene la obediencia con la voluntad? Si obedecemos a un hombre muy avanzado, siguiendo conscientemente sus instrucciones y órdenes, eso desarrollará nuestra voluntad, tal como una batería se carga con una batería nueva y más fuerte. Las personas que se convirtieron en gobernantes famosos de grandes países, tras llevar vidas muy difíciles, estuvieron dotadas de disciplina real, en lo físico, en lo emocional y en lo mental. Esta disciplina era un proceso de obediencia a la necesidad, al ciclo y al tiempo, a la responsabilidad, al llamado interior, y a sus dirigentes y maestros. Sus penalidades desarrollaron fuerza de voluntad porque las penalidades exigieron de las personas, en su interior, lo mejor para vencer obstáculos en el sendero de su desarrollo. En las viejas escuelas, y en los viejos conventos o monasterios, la gente llevaba una vida muy ardua, bajo normas estrictas. La finalidad de esa disciplina era cultivar o suscitar la fuerza de voluntad del hombre. Con la misma finalidad, el hombre se sometía a sufrimiento consciente, renunciamiento, ayuno y abstinencia. Sin embargo, después, la gente adoptaba estas disciplinas como sus metas antes que como un medio para desarrollar conscientemente la fuerza de voluntad. En todas estas condiciones, la gente trataba de desarrollar la fuerza de voluntad para controlar sus naturalezas física, emocional y mental. Mediante la sublimación y mediante la purificación de los vehículos físico, emocional y mental, entramos en la luz búddhica y más allá. Proporcionalmente, aumentamos la afluencia de la energía de la voluntad dentro de nuestros vehículos, hasta que nuestra consciencia funciona enteramente en el plano átmico. En esta etapa, nuestras fascinaciones (o hechizos) emocionales y nuestra niebla astral desaparecen por completo, porque nuestro plano emocional es esencialmente una expresión deformada del plano átmico. De allí que nuestras emociones, negativas o positivas, controlen nuestra vida más que nuestros pensamientos, durante un largo período. La limpieza o la purificación total del plano astral se logra a través de la «luz de avance» del plano átmico. Cuando el plano átmico se desarrolla plenamente, la energía de la voluntad se expresa en siete colores, rayos o cualidades: La voluntad para iniciar. La voluntad para unificar. La voluntad para evolucionar. La voluntad para armonizar o relacionar. La voluntad para actuar. La voluntad para causar. La voluntad para expresar.

- Debemos recordar que por encima de la voluntad átmica tenemos aun expresiones superiores de la voluntad: la monádica, la divina y la cósmica. Estos siete aspectos de la voluntad despiertan vibraciones similares en los correspondientes sub-planos inferiores. Así, todo el hombre podrá alinearse con la voluntad de la Chispa, que es el Ojo de Dios en el hombre. Parte IV. Cómo puede desarrollarse la voluntad «…el cuerpo emocional del aspirante se vuelve sensible al principio de buddhi, alcanzándolo a través de los pétalos del amor del loto egoico; … el discípulo toma consciencia (pues eso es todo lo que existe) de la posibilidad de una impresión que le llega desde el plano cósmico astral, a través de los niveles monádicos de la consciencia». La voluntad puede desarrollarse en cada plano mediante ejercicios o disciplinas especiales, ideados sólo para ese plano particular. Repitamos esto: el primer subplano de cada plano es el receptáculo de la energía de la voluntad. En el plano físico, un hombre puede desarrollarse a través de su voluntad mediante una vida ascética y disciplinando el cuerpo con diversos ejercicios: l. Puede decidirse a estar erguido durante cinco minutos cada día durante un lapso de un año o más, alejando todos los pensamientos o impulsos que desee controlar. La disciplina física es un medio excelente para desarrollar la voluntad en el plano físico. 2. Puede tratar de detener todos los movimientos involuntarios de sus manos, pies, miembros y cara. 3. Puede tratar de relajar su cuerpo cada día, en una hora regular. 4. Puede ayunar a menudo, rítmicamente. Puede ayunar un día o tres días por mes. 5. Puede rechazar conscientemente o voluntariamente algún gran placer, en especial cuanto eso esté a su alcance. Puede rechazar una comida y una bebida deliciosas. Hasta puede rechazar la relación sexual durante un tiempo, hasta lograr controlarse. 6. Puede crearse un trabajo duro y realizarlo con perfección y honradez. 7. Puede controlar su sueño, manteniéndose en ocasiones despierto durante tal vez dos días o más, realizando entre tanto su trabajo. 8. Puede dormir en un sitio incómodo hasta que no le preocupe un lugar mejor.

- En el plano emocional puede desarrollar la voluntad: l. Controlando las emociones negativas, las charlas negativas y las charlas inútiles en general. 2. Tratando de mantener la calma en momentos de nerviosismo. 3. Siendo indiferente cuando otros ríen a carcajadas. 4. Controlando la ira; hablando con suavidad mientras otros vociferan. 5. Sonriendo cuando la gente, a sabiendas o no, lo está humillando de algún modo. 6. Escuchando buena música de grandes compositores. 7. Estudiando, observando o escuchando lo atinente a bellas artes, teatro, danza u ópera. 8. Manteniendo su equilibrio emocional y su serenidad en situaciones de temor o en circunstancias asqueantes.

- En el plano mental puede desarrollar la voluntad: l. Manteniendo la mente firme y constante en un rumbo escogido, atinente a un estudio o una meta. Es bueno tener un maestro real cuyas instrucciones esté decidido a obedecer. 2. Empleando todas las actividades de su mente en la prosecución de una meta o una aspiración elevada en su vida. Por ejemplo, eligiendo un tema, y escribiendo sobre éste con la mayor profundidad que pueda. 3. Tratando, a intervalos regulares, de detener sus actividades mentales, o de cesar de pensar sobre un tema en particular que le interese muchísimo. 4. Estudiando temas que antes rechazó, o estudiando temas nuevos por los que antes no se interesaba. 5. Tomando decisiones cada vez más difíciles de llevar a cabo, y cumpliendo cada una en algún nivel o en tres niveles simultáneamente. 6. Realizando muchas acciones al mismo tiempo; por ejemplo, escuchando música, hablando con alguien y escribiendo una carta. 7. Rechazando  «voluntades» mentales, emocionales y físicas, y contemplando la voluntad más depurada y superior. Por ejemplo, tratando de descubrir el origen o la razón de sus muchos impulsos; tratando de descubrir cómo se expresan esos impulsos y tendencias a través de su personalidad, y cómo, en varias ocasiones, «fingen» ser su voluntad verdadera. 8. Llevando a cabo sus actividades del día a consciencia y con atención. Al principio, estos ejercicios deben realizarse solamente durante diez minutos. Después, el lapso será reducido poco a poco, observando siempre lo que se haga. A. Van der Heillen, en su libro «In the Sanctuary», dice: «la fuerza de la voluntad se acerca casi a lo divino, y se concede sólo a quien logró victorias sucesivas sobre los obstáculos que obstruyen el sendero del crecimiento espiritual…». 12. Debemos recordar que estos «obstáculos» que obstruyen el camino son no sólo individuales sino que también se hallan dentro de la familia, del grupo y de la nación, y dentro de situaciones internacionales. El Maestro Djwhal Khul expresa: «El modo por excelencia por el que la voluntad puede desarrollarse es el cultivo del reconocimiento del Plan divino a través de los siglos. Esto produce una sensación de síntesis y esta sensación de síntesis liga al hombre con el plan…». 13. Los ejercicios y disciplinas antes mencionados destruyen hábitos y cristalizaciones previos en cualquier plano. Los disuelven por completo, con sabiduría, paciencia y acciones cautas. Hasta que se los destruya, el hombre no podrá usar la energía de la voluntad adecuadamente en cualquier plano dado. La energía de la voluntad debe ser despertada a pesar de todos los obstáculos. Cuando el hombre usa el primer subplano de los planos físico, emocional y mental, la voluntad de la intuición empieza a controlarlo, y aquí el cuadro cambia por completo. Luego que se toca el nivel intuitivo, el Angel Solar se hace cargo de todas las actividades físicas, astrales y mentales. Todos estos planos son inundados con la voluntad del Angel Solar de acuerdo con el Plan. Sabemos que el Angel Solar es el custodio del Plan, y que Él trata de cumplirlo inspirando al hombre de los tres mundos. Las ideas son trozos o gotas del Plan; son de naturaleza ígnea, y despiertan respuestas intuitivas en los hombres. Estas respuestas pueden crear agitaciones, conflictos, revoluciones y guerras. Las ideas provienen del plano intuitivo, pero el Plan Jerárquico está «construido» con sustancia del plano átmico. En consecuencia, las ideas están cargadas con electricidad de la voluntad, y cuando, en el tiempo correcto, se liberan, en las condiciones correctas, no se puede controlar ni impedir que lleguen a manifestarse y expresarse. Muy a menudo, usamos «fuerte energía de la voluntad» para lograr nuestros fines físicos, emocionales y mentales, y a esta energía la llamamos voluntad. Podría ser una fuerza etérica, una fuerza emocional o mental, mal canalizada por una fascinación (o hechizo), por un complejo, por una orden o un eneagrama, pero no se trata de verdadera energía de la voluntad en acción. La verdadera energía de la voluntad sólo puede experimentarse cuando un hombre entra en contacto con el plano búddhico y recibe ideas nuevas o tiene una visión del Plan. Estas ideas le conducen poco a poco hacia el reino del Plan y, a su tiempo, hacia el reino del Propósito de Dios. El propósito es la expresión de la Voluntad de Dios. Siempre que la gente toma contacto con el propósito, con el Plan, a través de las ideas, se estimula y dinamiza. El Plan es la técnica a través de la cual se cumple el Propósito de Dios. El Propósito de Dios es Su voluntad concentrada, durante un gran ciclo. Es la Voluntad que se expresa a través de nosotros cuando empezamos a actuar conscientemente en el plano átmico. Decimos: «Hágase Tu Voluntad». Cuando por primera vez repitamos estas palabras de poder con toda sinceridad y dedicación, sentiremos que todo nuestro deber es expresar Su Voluntad, o ser conscientemente uno solo con Su Voluntad. A veces, la gente piensa que «cada movimiento es un acto de la voluntad». Esto no es verdad. Mejor sería decir que cada movimiento es un acto de pensamiento consciente o inconsciente. Los movimientos físicos pueden activarse mediante cualquier emoción o pensamiento. La acción puede motivarse hipnóticamente mediante sugestiones poshipnóticas, influencias, comentarios e impresiones provenientes de nuestro medio ambiente, de la gente, o incluso del espacio. Uno puede observar que nuestros movimientos, en su mayoría, son mecánicos y automáticos. Detrás de ellos no hay volición. La voluntad es siempre consciente. Cuando más desarrollada esté la voluntad, más luz y más sabiduría acarrea consigo. A veces, a la voluntad se la usa deliberadamente para destruir. Si se trata de la voluntad verdadera, limpia de ilusiones, fascinaciones (o hechizos), etc., se la usa para destruir los obstáculos, despejando el camino para manifestaciones superiores. La voluntad en su expresión más elevada es esencialmente una sola en todo hombre. La creación de la comprensión mundial será imposible hasta que el hombre cultive en sí mismo la voluntad superior. Cada voluntad verdadera es un Rayo del Sol, y nunca entra en conflicto con las voluntades verdaderas de los demás. Al desarrollar nuestra voluntad esencial, construimos un camino de acercamiento para nuestros vehículos, posibilitándoles el avance hacia niveles superiores. Creamos un sendero a través del cual la voluntad de lo supremo desciende hacia lo más bajo. Las funciones de todos los vehículos están a la sazón sincronizadas, creando una maravillosa sinfonía de expresión: expresión del Propósito del nivel supremo en el hombre, la belleza y la verdad supremas. El hombre está preparando sus vehículos para expresarlos en un nivel superior, en la Voluntad del Logos Planetario. La Voluntad del Lagos Planetario podrá usarse cuando la consciencia del hombre se haya elevado, por lo menos, hasta el nivel de la Tríada Espiritual, y cuando él pueda funcionar en ese alto nivel. 14. La Tríada Espiritual está formada por los átomos permanentes manásico, búddhico y Atmico. Cada uno de ellos se halla en el primer subplano de cada uno de estos planos.

- Si el iniciado usa la energía de la voluntad superior a través de la mente superior, la energía de la voluntad se usará para el bien de la civilización. Si la voluntad se usa a través del aspecto búddhico, se la usará para la religión o la educación, y si se expresa a través del nivel átmico, se la usará «en relación con razas, naciones y reinos de la naturaleza», revelándose como leyes fundamentales, liderazgo y manejo de estadista. Debajo de la Tríada Espiritual, se expresa como deseo en el plano emocional, como aspiración en el plano mental inferior, y como determinación en los planos mentales superiores. Es la misma energía en los tres planos, pero su naturaleza cambia según los diferentes niveles, según se exprese en forma sutil o concreta. Hemos hablado de los átomos o semillas permanentes. Estas semillas pueden producir mejores resultados en nuestras vidas futuras si el hombre usa su voluntad espiritual en desarrollo, y trata de vivir: bajo penalidades creadas conscientemente, en lo físico, en lo emocional, en lo mental; en continua disciplina en los tres niveles; y en esfuerzo perpetuo para hacer que sus vehículos atraviesen un proceso de transmutación. Al hacer esto, el contenido de las semillas cambia, la energía de la voluntad aumenta en aquéllas, y cuando el hombre regresa a la existencia física, puede tener un cuerpo físico, emocional y mental, que podrá resistir toda fatiga y toda presión. Podrá sobrevivir en cualquier condición de la vida y ser ejemplo de acción heroica y de obras creadoras. Así, la vida del discípulo es una vida de penalidades y trabajo. La penalidad autoimpuesta, creada conscientemente, es resultado del uso de la voluntad sobre los vehículos inferiores. Nuestra vida está llena de penalidades, pero nos las imponen y naturalmente tendemos a resistirlas. La penalidad y la disciplina no creadas conscientemente y autoimpuestas experimentan, por parte del hombre, una reacción de rechazo y desarrollan emociones negativas, que son semillas de sus futuros problemas y trastornos. Cuando el hombre crea penalidades conscientes, todas las emociones negativas se descargan, y se desarrollan emociones positivas. La penalidad consciente es el camino más corto para desarrollar la voluntad superior.

- Meditación sobre la voluntad Esta meditación puede usarse diariamente durante un año. Luego, si se desea, puede usarse una vez por semana, mientras se prosiguen las demás meditaciones o los demás ejercicios durante los seis días restantes. El límite de tiempo es treinta minutos o menos. Esta meditación sobre la voluntad sólo deben usarla las personas que: l. sean inofensivas. hasta en sus pensamientos; 2. estén colmadas de amor hacia todas las criaturas; 3. sean altruistas; 4. tengan corazón puro, libre de emociones negativas; 5. puedan pensar con claridad; y 6. no sean separatistas. La fuerza de la voluntad es una energía fortísima, y si se la despierta antes de una preparación y una purificación esmeradas, puede destruir al sujeto, creando trastornos inimaginables en sus mundos físico, emocional y mental, en su familia y en su mundo social. Quien medita sobre la voluntad debe tener en su corazón el más puro motivo de servir a la humanidad. En el proceso de meditar sobre la voluntad, si en cualquier momento se ve la evidencia de pensamientos, emociones o acciones negativas, egoísmo y agresividad, interrumpir la meditación hasta asegurarse de que uno está en un estado que sea seguro para empezar de nuevo. Para ayudar a producir este estado, será necesario formar un grupo de personas que, estando en nuestro nivel de desarrollo, puedan meditar con nosotros por lo menos una vez por semana. De este modo, el peligro de la energía de la voluntad podrá minimizarse o anularse. Recordar: «Por tanto, cuando tu vida sea fundamentalmente de invocación, entonces surgirá la voluntad. La vida es verdaderamente de invocación sólo cuando la personalidad y el Alma se funden y funcionan como una unidad combinada y concentrada conscientemente».

- También debemos recordar que la energía de la voluntad es: «una fuerza propulsora y expulsora,  un instrumento de clarificación y purificación».

- En «Tratado sobre el Fuego Cósmico», el Maestro Djwhal Khul menciona el hecho de que un hombre de la quinta iniciación asciende al plano átmico, y de la sexta iniciación ingresa en el plano monádico. Allí logra la consciencia monádica y allí funciona. «En la séptima iniciación domina toda la esfera de la materia contenida en el plano cósmico más bajo, escapa de todo contacto etérica, y funciona en el plano cósmico astral». 17. El Maestro Djwhal Khul también expresa: «La expresión de este aspecto superior de la voluntad… es, de manera similar, triple: l. Existe la voluntad dinámica, como la expresan los egos del primer rayo. 2. Existe la voluntad inclusiva irradiante, de las almas del segundo rayo… 3. Existe la voluntad magnética, del tercer rayo, que atrae, maneja y ordena según el propósito divino. Este no es el mismo género de magnetismo que el del amor». 18. «La voluntad no es… una obligada expresión de la intención; no es una determinación fija para obrar de tal o cual manera, ni para hacer que ciertas cosas sean. Fundamentalmente, es una expresión de la Ley del Sacrificio; bajo esta ley, la unidad reconoce la responsabilidad, se identifica con la totalidad, y aprende el significado esotérico de las palabras: ‹No tener nada (sacrificio) y, sin embargo, poseer todas las cosas (universalidad)›.» 19. La gente cree que cuando más ahonda un hombre en sí  mismo, más pierde su sentido del gusto, del goce y de la alegría, que él recibe al entrar en el mundo físico. Como ya dijimos, esto no es cierto. Cuando un hombre controla sólo su cuerpo físico, sólo degusta a través de su cuerpo físico, mediante sensaciones físicas. Cuando pasa al mundo emocional y controla su cuerpo emocional, degusta el mismo objeto en dos dimensiones: degusta las partes física y emocional del objeto. Si el hombre es capaz de controlar sus vehículos mental, intuitivo y átmico, lo mismo que el físico y el emocional, su sensación del objeto se torna pentadimensional. Podemos imaginar la diferencia que se descubre entre el objeto sentido en el plano físico y el mismo objeto comunicado o sentido con los sentidos físico, emocional, mental, intuitivo y átmico. En la Sabiduría Antigua, nos dicen que, a su tiempo, el hombre será capaz de usar sus cinco sentidos en los cinco planos: el físico, el emocional, el mental, el intuitivo y el átmico. El Maestro Djwhal Khul dice: «Para cuando se llegue a la quinta ronda, las tres quintas partes de la familia humana habrán alcanzado este punto y tendrán sus cinco sentidos en pleno funcionamiento en los tres planos de los tres mundos, dejando los otros dos planos para subyugarlos durante las dos rondas restantes». Tenemos siete sentidos. Los primeros cinco son: oído, tacto, vista, gusto y olfato. El sexto sentido es el intelecto, la unidad mental, mente o sentido común, y el séptimo es la intuición, o sentido sintético. Usamos nuestros cinco sentidos en el plano físico y tratamos de usar los otros dos sentidos superiores en el plano físico de la misma manera. Día vendrá en el que usaremos nuestros siete sentidos en los planos astral, mental, búddhico y átmico. Por ejemplo, degustaremos intuitivamente, o en el plano intuitivo. Oleremos átmicamente, veremos mentalmente, etc. Nos dicen que en el plano físico, el primer sentido que funciona es el del oído. Debemos cultivar este sentido y ser capaces de oír física, emocional, mental, intuitiva y átmicamente, y registrar el sonido en nuestro cerebro. Después ocurrirá lo mismo con los demás sentidos y, a su tiempo, podremos oír, tocar, ver, gustar y oler (incluso átmicamente) y eso se registrará en nuestro mecanismo cerebral.

- H.P. Blavatsky dice: «Todo sentido penetra en todos los demás sentidos», y «Todos los sentidos están en todos los planos».

En el plano astral oímos mediante todo el cuerpo astral. Vemos con todo nuestro cuerpo mental. Degustamos con todo el cuerpo búddhico, y olemos con todo nuestro cuerpo átmico. Uno de los Maestros explica cómo los sentidos trabajan en diferentes planos y de diferentes formas. Ese Maestro nos dice que el oído físico se convierte en clariaudiencia en el plano astral, en clariaudiencia superior en el plano mental, en comprensión de los cuatro sonidos (el propio, el de su her-mano, el de su grupo y el del Hombre Celestial) en el plano búddhico. Cambia y se convierte en beatitud en el plano átmico. La vista se convierte en clarividencia en el plano astral, en clarividencia superior en el plano mental, en visión divina en el plano búddhico, y en conocimiento en el plano átmico. Para aprender y conocer el verdadero valor de las cosas, un hombre deberá llegar a éstas a través de todos sus sentidos en cada plano; de lo contrario, la evaluación y el disfrute son parciales e ilusorios. La vida rica y más abundante es una vida vivida y apreciada a través de todos los cuerpos, sentidos o estados de consciencia. Meditación sobre la Voluntad: l. Elegir un sitio tranquilo de la casa, en el que podamos sentarnos durante media hora, sin que nos molesten. Si no integramos un grupo, crear una imagen mental de sus miembros mientras meditan simultáneamente con nosotros. 2. Efectuar unas pocas respiraciones profundas y relajarse. 3. Decir La Gran Invocación. 4. Reflexionar durante diez minutos sobre la voluntad como se la presenta en este capítulo. Empezar con el primer párrafo y usar un nuevo párrafo (en una secuencia) para cada meditación sucesiva. 5. Crear la imagen mental de una antorcha e imaginar que escalamos una montaña empinada para encender nuestra antorcha en el fuego que está en la cima. Con la «antorcha llameante» en la mano, descender de la montaña hasta el valle, y colocarla en un sitio elevado para que ilumine el sector circundante. Observar fijamente a la «antorcha llameante» durante dos o tres minutos. 6. Decidir alguna acción a emprender durante el mes, en el plano físico, emocional o mental. Por ejemplo, escribir un artículo; no hablar de cierto problema; no charlar ni intercambiar chismes sobre otra persona; no fumar ni beber; ejercitar el control físico. Decidirse por alguna acción durante nuestra meditación, y luego ¡hacerla! … 8. Una vez tomada la decisión, imaginar una gota de luz azul encima de nuestra cabeza. Mirar a esa luz y dejarla que se convierta en un «diamante llameante» desde cuyo centro fluye una corriente de energía de la voluntad que penetra en nuestros vehículos y los torna radiactivos y magnéticos. Tratar de mantenerse en el centro del «diamante llameante» e invocar «al centro donde la voluntad de Dios es conocida». Ver ese centro como un punto en el Sol. Efectuar una pausa, e inhalar espiritualmente a la Voluntad … 10. Cargados con esta energía, volver al mundo del hombre y bendecir a todos los que están colmados de buena voluntad. Decir:  «En el centro de la voluntad de Dios yo me mantengo. Nada desviará mi voluntad de la Suya. Cumplo esa voluntad mediante el amor. Me vuelvo hacia el campo del servicio. Yo, el triángulo divino, realizo esa voluntad dentro del cuadrado y sirvo a mi semejante». … 12. Pronunciar el OM tres veces, creando la imagen mental del punto en el Sol y la piedra preciosa dentro de la cual nos mantenemos como una Chispa pura. Recordar dónde estamos; relajarnos durante unos pocos minutos y abrir los ojos.

- Lo principal es tratar de despertar su fuerza de voluntad y fortalecerla continuamente mediante disciplina y ejercicios físicos, emocionales y mentales. Toda nuestra ayuda será superficial a menos que desarrollemos en ellos la voluntad para controlar y guiar sus mecanismos según la meta suprema que ellos crearon para sí, y usar esa voluntad en un campo de servicio que suscite lo mejor dentro de ellos.

- El Puente: El puente tiene tres partes principales. Una de ellas se llama el Sutratma, o el hilo de la vida. La segunda se llama el Antahkarana, o el hilo de la consciencia; y la tercera se llama el hilo creativo. El Sutratma está fijado en el corazón, y da vida al cuerpo. Es el puente entre el espíritu y el corazón; o la corriente sanguínea. A veces se lo llama el cordón de la vida. Proviene directamente de la Mónada. El segundo hilo proviene del Alma y se fija en el cerebro, y esta es la parte del Antahkarana que al hombre le da consciencia. Este cordón se llama el hilo de la consciencia y es la parte inferior del Antahkarana principal que une la brecha existente entre la unidad mental y el átomo mental permanente. De modo que el Antahkarana vincula a la personalidad con la Mónada, porque une al aspecto más elevado de la personalidad, a la unidad mental, con el aspecto más bajo de la Tríada Espiritual, la mente superior, a través del átomo manásico permanente que se halla en el primer subplano del plano mental. Una vez que se establece una relación entre la personalidad y la Tríada Espiritual, la energía de la voluntad empieza a fluir dentro de la personalidad. Se nos dice que esto es peligrosísimo en las primeras etapas si en el plano mental hay formas de pensamiento negativas y separatistas, y en el plano emocional fascinaciones (o hechizos) de peso. La energía de la voluntad puede ser usada extensamente por estas fuerzas negativas para acrecentar el sufrimiento del mundo de los hombres. El tercer hilo, que es construido por el hombre mismo, se llama el hilo creativo. Es una extensión del hilo de la vida, y es triple. La primera hebra de este hilo triple empieza en el corazón y llega al bazo, une al cuerpo físico con el cuerpo vital, y pasa a través del átomo etérico permanente hasta el campo de fuerza de los pétalos de la voluntad, propios del cáliz. La segunda hebra pasa del plexo solar al corazón, al átomo astral permanente y luego al campo de fuerza de los pétalos del amor, propios del cáliz. En su trayecto, recoge la energía de la primera hebra. Los cuerpos astral y etérico se unen mediante este proceso. La tercera hebra empieza en el centro ajna y se dirige hacia el centro coronario, y llega al campo de fuerza de los pétalos del conocimiento, propios del cáliz, uniendo en su trayecto a las otras dos hebras. De este modo, el cuerpo astral y el cuerpo mental se unen y conectan con el cáliz. Se nos dice que este hilo creativo, que es una extensión de los dos hilos básicos, cuando se lo construye bastante, se fija en el centro de la garganta. Cuando se construye el tercer hilo, el hombre se vuelve más activo en su expresión. Puede exteriorizar sus sueños en un lienzo, o en arcilla o mármol. Puede crear música importante. Puede ser un cirujano capaz, o un estadista real de acuerdo con sus rayos, porque ahora su belleza interior tiene un modo de expresarse en el plano físico. Los artistas de verdad son, en mayor o en menor grado, constructores de puentes, quienes construyeron puentes dentro de sí mismos y, por tanto, se convirtieron en un canal que expresa sus energías creativas, sus inspiraciones y sus visiones. También crean puentes en las personas con las que entran en contacto directa o indirectamente, a través de sus obras creativas. En «Tratado sobre el Fuego Cósmico» se nos dice que «los tipos inferiores de !a humanidad usan al Sutratma cuando atraviesa el cuerpo etérico». El hombre corriente utiliza casi enteramente la parte del Sutratma que atraviesa el plano astral.

- El hombre intelectual utiliza el Sutratma cuando pasa a través de los niveles inferiores del plano mental, descendiendo a través del nivel astral al nivel físico en sus dos partes. Los aspirantes que están en el plano físico usan al Sutratma cuando pasa a través de los subplanos inferiores de los niveles abstractos del plano mental, y están empezando a construir el Antahkarana, entre la Tríada y la personalidad. «Los candidatos a la iniciación y los iniciados hasta la Tercera Iniciación usan al Sutratma y al Antahkarana, empleándolos como una unidad. La fuerza de la Tríada empieza a afluir y, de esta manera, energiza todas las actividades humanas en el plano físico y vitaliza, en grados siempre crecientes, las formas de pensamiento, propias del hombre». En la columna vertebral tenemos otro hilo triple, que guarda correspondencia con estos tres hilos. Se nos dice que este hilo triple es la exteriorización de los tres hilos anteriores. En la columna vertebral tenemos a Ida, Pingala y Sushumna. Corresponden al Antahkarana, al hilo creativo y al Sutratma. Ida, Pingala y Sushumna se llaman «un modo triple de aproximación y de retiro». El aspecto Padre, existente en el hombre, puede llegar al centro fundamental y elevar estos tres fuegos cuando se construye el Antahkarana. De este modo, se abre el canal entre la base de la columna vertebral, el centro del cerebro y el centro de la cabeza, capacitando al hombre para que escape del cuerpo físico a fin de tener continuidad de consciencia en los planos superiores. Al Fuego de la Kundalini se lo menciona frecuentemente en los textos esotéricos. El Fuego de la Kundalini no es sino la unión de estos tres fuegos. El Maestro Tibetano dice que «estos tres senderos de la vida son los canales del fuego eléctrico, del fuego solar y del fuego por fricción». Estos tres fuegos se concentran en la base de la columna vertebral y la unión de estos fuegos, o Kundalini, puede ser elevada a través de la columna vertebral para unirse con el centro de la cabeza; es el tiempo en el que se construye el Antahkarana y se despiertan los centros si los canales están despejados. Mientras prosigue la construcción del Antahkarana, estos tres también se elevan correspondientemente para construir nuevos sistemas de comunicaciones dentro del cuerpo humano. Cuando el Antahkarana se halla en proceso de construcción y los fuegos triples están en proceso de elevarse, el centro creativo, propio del ser humano, se muda desde el centro sacro hasta el centro laríngeo y luego, a su tiempo, el centro ajna se convierte en el centro creativo, propio del ser humano. El verdadero observador mira el drama de la vida desde este centro y expresa el Plan Divino al mundo de los hombres. Se nos dice, respecto del Antahkarana, que hay tres glándulas que forman un triángulo en el cuerpo. Estas glándulas entran en actividad a través de las fuerzas que se precipitan, propias de los planos superiores. La glándula pituitaria se activa cuando las fuerzas fluyen dentro de ella desde los planos mental inferior, astral y etérico, a través del Sutratma. La glándula pineal inicia su actividad cuando entran fuerzas desde el Alma, y se activa el centro mayor alfa cuando se construye el puente del arco iris. Entonces, estos tres se convierten en un triángulo ardiente cuando el hombre entra en la tercera iniciación. El Antahkarana está completamente construido en la tercera iniciación. Este proceso de construcción del puente continúa actualmente dentro de los individuos, y en el futuro próximo los puentes individuales serán tan numerosos que tendremos un gran arco iris: un Antahkarana grupal que conectará a la humanidad con la Jerarquía y Shamballa. La influencia del amor, de la sabiduría, de la luz y de la fuerza aumentará en el mundo cuando este puente se fortalezca más. Tendremos más revelaciones científicas, artes que jamás soñamos, órdenes sociales que darán a la humanidad la alegría real de la cooperación y la hermandad. La hermandad será un hecho científico establecido. En realidad, construir el Antahkarana significa abrir todos los canales a través de los cuales la voluntad del Yo fluirá y se irradiará. Significa construir un nuevo sistema de líneas a través de las cuales la vida del universo podrá circular, dando salud y felicidad, y conduciendo a la humanidad hacia superiores dimensiones de vida. El Maestro Tibetano dice que: «Cuando el Antahkarana de un grupo está construido acertadamente, entonces el grupo individualizado desaparecerá en la plena consciencia del propósito monádico o de la voluntad clara y dirigida». Esto le dará también al hombre un sentido de continuidad de consciencia, lo cual significa que el hombre estará al tanto de cuanto ocurra en cualquier plano. El hombre podrá registrar en su consciencia cerebral todo lo que está ocurriendo en los planos astral, mental, intuitivo y abstracto superior. Será capaz de trabajar y expresarse a través de cualquier plano tan conscientemente como lo está ahora en el plano físico. Podrá ingresar, cuando guste, en los planos astral, mental e intuitivo, y seguir hacia arriba. Estará consciente después de dormirse, y podrá entrar en niveles superiores. Esto es lo que «continuidad de consciencia» significa. Esto le dará la ventaja suprema de trabajar en el plano físico y hacer que desciendan y se expresen todas las impresiones, inspiraciones y visiones que él vea y con las que tome contacto en los planos superiores, enriqueciendo grandemente su vida. Esto lo ayudará también para que vea las cosas en su proporción y relación correctas. Las olitas de los problemas y las dificultades no lo perturbarán. El prestará servicio, gradualmente, con grupos cada vez más elevados. Tomará contacto con uno de los ashrams del Maestro; se encontrará con su Maestro; se le asignará trabajo de responsabilidad en el ashram, y gradualmente será sensible a las impresiones provenientes del «centro en el que la Voluntad de Dios es conocida». Antahkarana es el Sendero. Una vez que el hombre pone sus pies en el Sendero, empieza a ampliar sus relaciones, su comunicación y su sentido de la realidad. Al final del Sendero él tiene una consciencia oceánica.

- La experiencia que llamamos Inspiración es asimismo resultado del uso del Antahkarana, que transmite a la personalidad el propósito, la voluntad del Alma y de la Mónada, e incluso el Plan y el propósito de la Jerarquía y de Shamballa. Una vez que se construye esta red de luz, el hombre está en contacto con la totalidad, no sólo dentro de su propia esfera, sino también dentro de las esferas planetaria y cósmica.

- Proyección. Aquí empieza el uso verdadero de la voluntad. El peregrino, con la ayuda del Angel Solar, usa la energía de la voluntad con esfuerzo, y proyecta un rayo de luz hacia la «Piedra Preciosa en el Loto». No podrá hacer esto si antes no llevó una vida de verdadero servicio, expresando un alto grado de verdad, belleza y buena voluntad en todas sus relaciones, abriendo así los pétalos del sacrificio pertenecientes al cáliz. En este proceso, el discípulo usa su voluntad, usa la «visualización», y también usa una palabra de poder. La palabra de poder limpia, con su vibración especial, el espacio entre las dos orillas. La voluntad impulsa hacia arriba a las sustancias mentales y luminosas, y las primeras líneas del puente se ven a través del precipicio. Después de completada la proyección, el hombre está bajo la influencia de la Jerarquía y, a su tiempo, bajo la influencia de Shamballa, y se convierte en un verdadero servidor de la humanidad.

- Proyección: Concentrar toda nuestra energía. «Visualizar» los puntos entre los cuales el puente debe pasar, y luego, mediante una acción de la voluntad, proyectar la energía como un cohete volador y conectar a la personalidad con la Tríada Espiritual, y luego con la Mónada. Usar la palabra de poder para nuestro rayo. Aguardar allí un poco, y observar la imagen de la red de luz.

- Resurrección y Ascensión: Elevar la consciencia a la consciencia de la Tríada. Elevarse, superar la consciencia de nuestra personalidad, y estar allí un rato, sin perder jamás la consciencia de nuestra identidad. Poner una mano en la mano de lo Desconocido, y bendecir al mundo con la otra mano. Decir el siguiente mantram: En el centro de la Voluntad de Dios yo permanezco. Nada desviará mi voluntad de la suya. Cumplo esa voluntad mediante el Amor. Yo, el Triángulo Divino, expreso esa voluntad dentro del Cuadrado y sirvo a mis semejantes. Entonar el OM tres veces, inaudiblemente.

- «La Mónada relaciona al Iniciado con la Voluntad de Dios, con el Consejo de Shamballa, con las fuerzas activas en el planeta Plutón, y otro planeta que debe permanecer innominado, y también con el Sol Espiritual Central».

- El Maestro Tibetano dice: «…la Mónada se manifiesta esencialmente como una dualidad; se expresa como voluntad y amor, como atma-buddhi, y estas dos energías, cuando se las pone en relación con el punto de la mente, con el tercer aspecto de la divinidad, producen al alma y, luego, al mundo manifiesto tangible; entonces, en el planeta se ponen de manifiesto la voluntad, el amor y la mente o inteligencia; o el atma-buddhi-manas».

- La meta de la célula es obedecer las directivas de la vida central. La meta de todas las vidas minúsculas de nuestros tres mundos –y hacia arriba– es dejar que la voluntad de la Chispa Interior se irradie a través de ellas. Este es el significado de la obediencia. Cuando las células o los átomos renuncian a sus vidas minúsculas y se someten conscientemente a la voluntad superior del Yo Interior, tienen la posibilidad de liberarse de sus paredes !imitadoras, y de entrar en la libertad de una voluntad superior.

- Un día, una persona me preguntó si un político puede crear belleza. Le dije que el significado real de la política es establecer las leyes y los principios que servirán a la causa del bien supremo del planeta, y a ponerlos en acción. La política es el proceso de afinar la voluntad humana con el Plan y el Propósito de la Gran Vida, cuyo cuerpo es este planeta con la humanidad como uno de sus órganos.

- La persistencia es la aptitud para enfocar y dirigir nuestro poder volitivo en nuestra labor hasta terminarla. Nada podrá realizarse sin esfuerzo y empeño firmes. La máxima labor es la resurrección del Espíritu, y en esa gran labor deberemos enfocar nuestro poder de voluntad, siempre, para lograr nuestra meta.

- Una persona de talento ve un Plan para toda la humanidad. Un genio ve el Propósito detrás de aquél. Un Avatar se une con la Voluntad detrás del Propósito.

- La cultura es la manifestación del Plan, del Propósito, de la Voluntad de la Gran Fuente de Quien todo procede, y a Quien todo retorna.

- La sexta expresión del amor es el contacto con la Voluntad de Shamballa. En esta etapa es donde el amor nos revela el ideal del Propósito de la vida. Nos convertimos en un Señor de la Compasión. La compasión es la que nos pone en contacto con todo el sistema solar, con las vidas invisibles del espacio, y la sinfonía de la vida se expresa a través de nosotros como una energía liberadora, y como una voluntad invencible de sacrificar nuestra vida para progreso de la vida en el sistema solar.

- La quinta dimensión del amor puede formularse como una vida vivida para la manifestación y el cumplimiento de la Voluntad o el Propósito del Gran Arquitecto

- Hay tres energías básicas que, cuando se las usa con inteligencia, hacen que el hombre sea sano, rico y creador. Estas tres energías son la luz, el amor y la voluntad. La luz y la voluntad combinadas producen alegría. Cada vez que nuestra luz y nuestro poder de la voluntad aumentan, entramos en una alegría más grande. Las personas iluminadas están siempre en alegría continua, porque en el tiempo de la iluminación real, la persona entra en contacto con la energía del poder de la voluntad dentro de su naturaleza, y «el aspecto volitivo empieza a controlar». La iluminación expande el horizonte de la alegría; el poder de la voluntad da estabilidad a la alegría. Una persona alegre irradia. Todas sus acciones en cualquier nivel son creativas, porque las raíces de sus acciones se extienden dentro del reino de la alegría.

- La alegría construye el puente hacia la Voluntad Superior.

 

La Leyenda de Shamballa:

- «Estos Avatares expresan la voluntad del Señor Solar, la energía de Shamballa y el impulso situado detrás de la divina propuesta». Cuando ellos vienen, primero traen la destrucción, la muerte a todas las condiciones limitantes y todas las condiciones que viven con el mal y por lo tanto revelan el propósito de Gran Señor. Éste es el porqué de la meditación, la polarización mental y la invocación, son urgentes para sellar la entrada donde esta el mal... Por el poder de los grandes Mensajeros y por el poder focalizado de la voluntad de amar de la humanidad, lo que evoca la energía de Shamballa y contacta los Avatares del Altísimo.

- «El Propósito emana desde el plano mental cósmico y está incluido, sintetizado, motivado, y se expresa a si mismo como la voluntad divina sobre los planos físicos cósmicos, los siete planos de nuestra vida planetaria».

- La enseñanza de Fuego será expresada en política, revelando en la mente de los líderes la visión de un mundo unido y la divina voluntad.

 

La Llama:

- En la tercera e.tapa de la iluminación, la energía del plano átmico se derrama en el plano mental, y lo carga con la energía de la voluntad. Las actividades mentales expresan una voluntad potente y, a la sazón, el hombre tiene la energía que necesita para hacer que se cumplan las revelaciones que recibió en el curso de su iluminación. A la energía átmica se la llama, a menudo, la «luz progresiva» que introduce al iniciado en los campos de grandes servicios y responsabilidades. Esta energía se acumula en el Alma, quema al antiguo maya y pone al hombre en libertad en un servicio espiritual intenso. Todo este proceso de la iluminación consume muchos años o muchas encarnaciones

- La verdadera iluminación comienza con la tercera Iniciación cuando el sujeto se purificó en sus motivaciones, se libró de su karma pasado, y puede tomar contacto conscientemente con su Guardián interior y hacer la Voluntad de éste.

 

La Mujer, Antorcha del Futuro:

- Para el hombre, este es un período de transición en el que su energía procede a recargar su organismo. La belleza física y la energía, o en el caso del hombre, la virilidad, las desarrollan quienes periódicamente practican ayuno sexual. El médico moderno no aconseja generalmente sobre economía sexual, pero los antiguos creían que tanto los cinco sentidos, como el cerebro, la voz, el poder de voluntad y el entusiasmo están estrechamente relacionados con nuestra economía sexual. Así, mediante ayuno sexual, al embrión se le proporcionaba suficiente energía para que floreciera.

- La naturaleza masculina trabaja con el poder de la voluntad; la naturaleza femenina trabaja con el poder del amor.

 

Otros Mundos:

- Otra energía que llega a la humanidad procede de la Ciudad de la Paz, de Shamballa, o de la Casa del Padre. Este se llama el centro de la cabeza del planeta, y es de este centro que salen las potentes energías de las directivas planetarias. Esta es la energía del Poder de la Voluntad, que es superior a la fuerza física, emocional y mental, y que una vez puesto en actividad puede controlar a estos tres planos y sus actividades.

- Concentración: La concentración se efectúa a través del foco del poder de la voluntad. Cuando el poder de la voluntad está en actividad y los vehículos están sanos, el poder de la voluntad podrá enfocar, dirigir o conducir a los vehículos hacia ciertas metas. El poder de la voluntad no puede poner en foco la sustancia o la materia de los cuerpos para ciertas metas u objetos cuando los excita una energía abrumadora que ellos no pueden asimilar y transmitir.

- La treceava manera para contactar con tu Ángel Solar es develando el poder de tu voluntad. Develar el poder de tu voluntad significa adquirir maestría sobre tu físico, tus emociones y tus pensamientos. Si dices, «Hoy no voy a comer», no comes. Emocionalmente, estableces un objetivo y te esfuerzas por alcanzarlo, diciendo. «No importa lo que suceda, lo haré». Para develar el poder de tu voluntad tu te estás sumergiendo en las corrientes de la vida contemporánea. Si la gente miente, tu te mantienes en la verdad. Si la gente es necia, tu eres solemne. La catorceava manera es la renunciación. Tu eventualmente te vas convirtiendo en una persona que da más de lo que toma –renunciando a todo lo que tienes, todo que has colectado; renunciando a tus vanidades y orgullos, a tu show-off. Sientes que nada te pertenece, que le pertenece a la Vida Una. Cuando renuncias, tienes todo

 

Sinfonía del Zodíaco:

- «Aries es el signo zodiacal a través del cual el primer Rayo de la Voluntad o del Poder llega a nuestra Vida planetaria».

- Otra energía que llega a la humanidad procede de la Ciudad de la Paz, de Shamballa, o de la Casa del Padre. Este se llama el centro de la cabeza del planeta, y es de este centro que salen las potentes energías de las directivas planetarias. Esta es la energía del Poder de la Voluntad, que es superior a la fuerza física, emocional y mental, y que una vez puesto en actividad puede controlar a estos tres planos y sus actividades.

- La meditación en grupo acrecienta tremendamente nuestra luz individual y nuestro poder de voluntad. Podemos alcanzar algún grado de iluminación a través de la meditación individual, pero es imposible invocar el verdadero amor y la energía de la voluntad sin la meditación y el servicio en grupo.

- La meditación grupal borra esta actitud egoísta de nuestras mentes y vemos lentamente que sólo hay una meta para la meditación: servir a la humanidad a la luz de la Jerarquía y cargarnos con la energía de la Voluntad divina.

- El primer rayo es la voluntad de iniciar y la iniciación es el proceso de la liberación del fuego, el Fuego Eléctrico del Yo.

- «Las energías que llegan de la Osa Mayor se relacionan con la voluntad o el propósito del Logos solar, y son a este gran Ser lo que la mónada es al hombre».

- La energía de la Voluntad emana de la Osa Mayor, atravesando una de las Pléyades, entra en nuestro Sistema Solar, y, a través del centro capital de nuestro Logos Planetario, toma contacto con la esfera de nuestro Globo y desciende en iniciados, discípulos y sobre toda la humanidad.

- SOL EN GÉMINIS: Esta es la tercera luna llena mayor; también se llama la Festividad de Cristo y la Festividad de la Humanidad. Desde 1952, algunos estudiantes del esoterismo lo llamaron la Festividad de la Buena Voluntad o el Día de la Invocación Mundial.

- Hace unos decenios, el Maestro Tibetano organizó, a través de algunos discípulos suyos, algunas actividades de servicio que se llaman Triángulos y el Movimiento de Buena Voluntad. Estos dos movimientos están conectados directamente con esta tercera luna llena importante, y reciben especial energía en los días primero y tercero. El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo recibirán energía cuando se entone la segunda estrofa. Cristo dijo una vez que siempre que tres de vosotros se reúnan en Mi Nombre yo estaré en medio de ellos. Partiendo de este punto –que se basa en algunos hechos muy esotéricos– algunos discípulos organizaron Triángulos; los Triángulos consisten en tres personas que, cada día, a cierta hora, entonan la Gran Invocación, visualizando a cada miembro que está en una punta del triángulo, entre los que la luz, el amor y la energía circulan y se irradian a la humanidad. Esto fue tan logrado que en la actualidad hay millones de triángulos en todo el mundo, en todos los países, en todos los credos, en todo idioma. Un triángulo puede multiplicarse infinidad de veces cuando cualquier miembro del triángulo forma otros triángulos en diferentes horas del día. Así, toda nuestra humanidad está bajo una red de triángulos que irradia luz, amor, energía, comprensión, cooperación y unidad. Cada uno de nosotros está invitado a formar un triángulo, como un servicio a la humanidad y como un puente entre la humanidad y las energías divinas. La siguiente actividad es el Movimiento de Buena Voluntad, que el Maestro Tibetano inaugurara. Esto se difunde también por to-do el mundo a través de muchos individuos y grupos diferentes. La finalidad básica de este esfuerzo es fundar relaciones humanas correctas entre un hombre y otro, entre una nación y otra, y crear una tendencia mundial hacia el bien de todos los hombres y todas las naciones. La buena voluntad es una energía constructiva, positiva y creativa. Es la energía que cura las grietas y las barreras emocionales y mentales, y conduce a un entendimiento total. En el centro de cada hombre se halla esta energía. La tarea de los hombres de buena voluntad es hallar los modos de liberar esa energía, y crear una fuerza potente hacia el entendimiento internacional y la unidad mundial. En esta luna llena, podemos procurar liberar esa energía dentro de nosotros y dentro de nuestro grupo o nación, y ayudar en la construcción de la Nueva Era de la Gran Fraternidad. En uno de los libros esotéricos, a Cristo se le llama la encarnación del Amor y de la Libertad, y el Mensajero de la liberación. Su característica destacada es el Amor, y se nos ha dicho que en la Luna Llena de Géminis, «el amor de Dios, la esencia espiritual del fuego solar llega a su punto supremo de expresión». La Doctrina Secreta nos cuenta que tenemos tres soles. Uno es el sol visible. Luego, tenemos el Corazón del Sol, y después el Sol Espiritual Central, cuyo cuerpo es nuestro sol visible. Estos tres soles emanan tres clases de fuego o electricidad, que se llaman fuego por fricción, fuego solar y fuego eléctrico. En la Luna Llena de Géminis se nos ha dicho que el Corazón de este gran Ser, que llamamos nuestro Sol, se abre e irradia fuego solar hacia nuestro planeta. Este fuego es la energía que llamamos Amor, y el Cristo es la encarnación de este Amor Solar que El expresa a través de la Jerarquía. Es con esta energía y en el tiempo de la Luna Llena de Géminis que «se consuma y celebra la victoria de la vida sobre la forma y del espíritu sobre la materia».

- Hay tres constelaciones que, como una tríada, transmiten el fuego del primer rayo: Aries, Leo y Capricornio. La energía, de Aries «es la luz de la Vida misma». La energía de Leo es la luz del Alma. La energía de Capricornio es la luz de la iniciación. Esta trinidad actúa como la tríada para manifestar los aspectos de: «voluntad, amor e inteligencia del Señor del primer Rayo».

- No olvidemos que la meta última de Leo es someterse a la voluntad de su Guía interior, y, más tarde, a la voluntad de la Chispa divina, del Yo.

- Es interesantísimo que en el Credo de Nicea, el original dice: «y encarnó del Espíritu Santo y de la Virgen María». El Espíritu Santo es la Luz, es el tercer Lagos, es el principio de la Inteligencia Activa, que creó el primer sistema solar. En literatura oculta, se lo llama el tercer rayo. La Virgen María del primer sistema solar se asociaba con el tercer rayo de la Inteligencia Activa. En el segundo sistema solar, se asocia con Amor-Sabiduría: el segundo rayo. En el tercer sistema solar, ella se asociará con el primer rayo: el Poder de la Voluntad.

- En el próximo sistema solar, la Madre pasará a ingresar en el Rayo del Poder de la Voluntad y dará a luz a los Avatares que trabajarán en la línea del primer rayo y se encargarán de poner en comunicación la finalidad del primer rayo.

- Es interesantísimo que una vez que una persona toma contacto con su meta, no tiene otra opción. Puede ser que su meta le cause muchos sufrimientos, dolores y dificultades en su vida, pero eso no le impide que haga lo que quiere hacer. La meta aumenta el poder de la voluntad y esa persona se mantiene en marcha, sin importarle lo que ocurra en el mundo de su personalidad. Cada sufrimiento y cada victoria en su sendero revela más claramente la meta, aumenta su poder de voluntad para bendecir los obstáculos, aumenta su júbilo y, a medida que avanza hacia la meta, se convierte a su tiempo en la encarnación de esa meta. Se convierte en un ideal para los que le miran como una luz-guía. No trata de grabar en aquéllos su imagen sino que les suscita empeño en procura de sus propias metas.

- La flecha simboliza la Chispa cargada con el poder de la voluntad. El poder de la voluntad sólo podrá entenderse desarrollándolo y convirtiéndose en él.

- La energía de la voluntad, el primer rayo, trabaja a través de la inteligencia activa, el tercer rayo, y se manifiesta a través del séptimo.

- La mala palabra debilita el poder de la voluntad y, a su tiempo, hace del hombre un esclavo.

- La energía del primer rayo funciona en la consciencia como: Intención, Decisión, Adecuación a la meta, Empeño, Autoejercicio. Estas virtudes tienen la cualidad del primer rayo. Purifican y aniquilan los obstáculos que obstaculizan nuestro avance por el sendero.

 

El Poder de la Voluntad:

- La fuerza de voluntad es la energía del principio creativo en el universo. Es el poder que crea, sostiene y destruye. Porque todo lo que es emanado de este principio, el núcleo de cada átomo, célula, la forma, la entidad, y el alma tiene su propia la fuerza de voluntad. es el núcleo interno o chispa divina interior que es una parte de esa energía del principio creador del Universo. Es esta fuerza de voluntad que abre gradualmente la manera para que pueda dirigir sus pasos hacia la casa, hacia la fuente de la creatividad Principio.

 

 

 

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV

 

Caminad Mientras Tengáis Luz (¿Qué es la Voluntad de Dios?):

- Sólo aquel que comienza a armonizarse con la voluntad divina en tanto que principio, puede comprender verdaderamente lo que Dios espera de él.

- Conocer la voluntad de Dios supone primero aprender a conocerle, a Él, como sabiduría, amor y poder.

- Desde el instante en que decidís sinceramente cumplir con la voluntad de Dios, os acercáis a ÉL

- Para ser capaces de servir a la voluntad de Dios, es necesario por lo tanto prepararse durante mucho tiempo, porque no es tan fácil dar, como el sol, la vida, el calor y la luz. Si no, ¿cómo creéis que hay que servirle? ¿Yendo a convertir por la fuerza y masacrando a todos los que se consideran incrédulos, infieles, herejes?

 

Conócete a ti mismo II (La Voluntad):

- No debemos contar solamente con nuestras propias fuerzas, con nuestra propia voluntad. Como la voluntad está conectada con el amor, si no amáis algo, no tendréis ganas de trabajar para realizarlo. Lo haréis forzados, y cuando hacemos las cosas forzados nada funciona como es debido. Pero, si amáis, la voluntad está ahí para impulsaros a buscar y a encontrar lo que amáis. Debéis crear, pues, una conexión con las entidades celestiales, tenerlas como asociadas, como amigas, porque una vez que la voluntad se apoya en el amor, en el verdadero amor, en el amor sublime, éste impide que las fuerzas nocivas vengan a esclavizaros.

- El dominio de uno mismo no depende exclusivamente de la voluntad. Para dominarse, hay que poseer también unos conocimientos y unos métodos apropiados. Yo he visto a personas que tenían una voluntad formidable y que no lograban controlar, sin embargo, ni sus gestos, ni sus sentimientos, ni sus pensamientos.

- Claro que la voluntad es necesaria, pero el conocimiento debe precederla. Cuando empleamos la voluntad a diestra y siniestra sin conocimiento, gastamos energías inútilmente.

- Para obtener este dominio de los gestos, de los sentimientos y de los pensamientos, hay que empezar a ejercitarse desde muy pronto con los menores hechos de la vida cotidiana; sólo así es posible desarrollar las posibilidades psíquicas que nos van a permitir después dominar a las fuerzas de mayor envergadura.

- Cómo queréis llegar a dominar a unos poderes que os sobrepasan, cuando todavía no habéis llegado a controlar unos pequeños gestos de nada? No, yo me ocupo de todas las pequeñas cosas, porque son estas pequeñas cosas las que llegan un día a remover las grandes.

- Ahora bien, el conocimiento no basta y tiene que ir acompañado por una voluntad fuerte, porque, si no, somos fulminados y arrastrados por el menor acontecimiento. Nada hay más importante que el dominio de sí mismo, todo es fácil después

- Empezad, pues, con el dominio de vuestros gestos, y, sobre todo, de vuestras manos. Las manos están abandonadas a sí mismas, fuera de vuestra consciencia, y eso es una prueba de que vuestra voluntad todavía no está bajo el control de vuestra inteligencia. Uno puede tener una voluntad, puede ser activo, pero esta voluntad y esta actividad pueden seguir estando descontroladas.

- Ha llegado el tiempo de empezar el trabajo sobre vosotros mismos con las pequeñas cosas. Tomad como ejemplo también nuestros ejercicios de gimnasia.

 

La Vida Psíquica (Aprendizaje Voluntad):

- La voluntad es necesaria, desde luego, pero debe ir precedida del conocimiento. Mientras empleéis vuestra voluntad a diestro y siniestro sin estar instruidos, sin ser guiados por el conocimiento, habrá una pérdida inútil de energía.

- Para conseguir el control de los gestos, de los sentimientos y de los pensamientos, hay que empezar a controlar los menores detalles de la vida cotidiana. Sólo así es posible desarrollar las facultades psíquicas que luego os permitirán dominar fuerzas de mayor envergadura

- El aprendizaje del autocontrol debe comenzar desde la más tierna infancia.

- Empezad, pues, por dominar vuestros gestos y, sobre todo, vuestras manos.

- Descuidáis vuestras manos, que accionan independientemente de vuestra conciencia, y ello denota que vuestra voluntad no está bajo el control de vuestra inteligencia

- Debo añadir que si bien la voluntad debe estar apoyada por la inteligencia, por el saber, también debe estarlo por el amor.

- La voluntad es hija del intelecto y del corazón y, por tanto, para triunfar en cualquier empresa no basta con conocer. El que quiere triunfar en el plano espiritual tiene pocas probabilidades de conseguirlo si sus esfuerzos no están sostenidos por el amor hacia algo superior, más noble, más bello. Es este amor el que le ayudará a vencer.

- Aprended, pues, a cultivar cada día el amor por la belleza y el mundo divino: es este amor el que sostendrá vuestra voluntad y os ayudará a triunfar.

 

Un Futuro para la Juventud (Voluntad sostenida por el Amor):

- La voluntad por sí sola no es suficiente para luchar ; en uno u otro momento acaba cediendo. No basta con decir: «No me dejaré arrastrar, resistiré…». Para resistir a lo que os arrastra hacia abajo debéis ser ayudados por una fuerza que os eleve hacia un mundo superior.

- En vez de atacar directamente a vuestros instintos y dispersaros, o en lugar de reprimiros, debéis enfrentaros a ellos con las fuerzas luminosas y ellas los neutralizarán con toda naturalidad.

- La voluntad debe estar sostenida por el amor. Si no amáis verdaderamente alguna cosa, no tenéis muchas ganas de hacer esfuerzos para obtenerla, y si a pesar de todo os obligáis a ello, no obtendréis buenos resultados y os mostraréis distraídos, descuidados y torpes, o duros y secos

- La juventud debe empezar a encontrar muy pronto en la vida cotidiana, ocasiones para dominarse y para fortalecerse

- Esforzaos por tejer pacientemente ese vestido de luz, ese vestido de color, gracias a vuestro amor por el mundo divino y el deseo de ver que se manifiesta a través vuestro, porque él os permitirá pasar entre tentaciones y seducciones sin que sucumbáis a ellas.

 

ROERICH'S

 

Los Fundamentos del Budismo:

- Te revelo la profundidad de las sencillas enseñanzas de Ramakrishna. Todos manifestamos la Voluntad del Creador. Tu fuerza aumenta por medio del prana.

- Os exhorto a que desarrolléis la voluntad, esto ayuda a que las flechas vuelen. La voluntad es el arco de la conciencia.

 

Signos del Agni Yoga:

- Tus deseos exprésalos cautelosamente. Todos sabemos muchas parábolas y cuentos de hadas que describen las desagradables consecuencias de deseos imprudentes. Recuerda al Raja que deseó recibir un hermoso palacio y no sólo que lo recibió sino que al entrar en él, pensó en un tigre atacándolo, el que entonces apareció y lo hizo pedazos. Hay mucha realidad bajo los símbolos de las alegorías. Si la gente comprendiera el poder de la voluntad, muchas manifestaciones podrían recibir explicaciones prácticas. En efecto, no es la vigorosa tensión de la voluntad la que produce el efecto de la realización sino la dinámica cualidad de la concordancia de los centros. De aquí que, un deseo frecuentemente repetido, como una hoja desafilada, no hiende el espacio. Mientras que, el sonido de una concordancia inesperada rompe la superficie densa. No son ficciones las historias acerca de hechiceros enviando enfermedades mortales, mas allí no hay hechicería – sino meramente el ejercicio de la voluntad. El más débil de los hipnotizadores puede empujarlo a uno a experimentar el efecto de un ahogamiento. Éste incluso podría ordenarle a uno a morir en un día determinado. Se han registrado casos como esos. Ahora, imagina la voluntad levantada en condiciones favorables y tú rápidamente estarás de acuerdo que el «mal de ojo» de Oriente tiene su base.

- Uno no puede tener dudas acerca de la potencia de la voluntad, pero es otra cosa determinar su poder en la vida. ¿Cómo encontrar y discernir las condiciones bajo las cuales un deseo puede penetrar en el ser identificado por nuestra voluntad? Es particularmente necesario observar las chispas de nuestra conciencia. Incluso cuando un cuerpo es invisible, de todas maneras el relámpago del pensamiento destella y en el punto de este relámpago está la vida y la muerte. Existió un gobernante quien le dijo a unos criminales: «Ustedes no pueden vivir más de un día», y en la noche los criminales fueron encontrados muertos. Grande es la responsabilidad de dichos envíos. Y cada hora nosotros disparamos flechas en todas las direcciones. Se cuidadoso con tus deseos

 

Criptogramas de Oriente:

- Para el desarrollo de los poderes de grados superiores son indispensable cuatro condiciones: 1. voluntad; 2. su ejercicio; 3. desarrollo mental; 4. discriminación entre verdad y error. El hombre que posea estos poderes o conocimiento, incrementará sus poderes naturales y podrá llevar a cabo los milagros más inusuales; en otras palabras, él podrá ejecutar cualquier experimento científico.

 

La Partida:

- Sólo cuando la voluntad del discípulo se engendraba como un león y las plateadas riendas del espíritu sostenían su fulgor sobre los sentimientos del pupilo, sólo entonces El Señor abría cautelosamente la cortina y asignaba una tarea. Y así el discípulo gradualmente era iniciado en los Misterios del Conocimiento.

 

Infinito I:

- 332. ¿Cuál es la naturaleza de la compasión de los Bodhisattvas? Sin restringir la voluntad, dirigen toda fuerza sutil, invisible y  pacientemente, hacia el bien. No es difícil comportarse de acuerdo a la Guía de los Bodhisattvas, pues Estos aceptan todas las características del espíritu.

- No hay obstáculo que no pueda vencerse mediante la voluntad humana. Yo no digo esto como consuelo, o para dar ánimo, sino como algo inmutable. La gente ha agudizado su voluntad durante mucho tiempo; pero no entiende que debe lograr el estado de conciencia que da a la voluntad toda la autoridad para actuar, cuando uno podría decir que todo está permitido. ¿A quién se le puede confiar este poder grandioso? Sólo al que no lo distorsionará ni lo desperdiciará; al que tenga una conciencia fuerte; al que conozca la Enseñanza. ¡Cuántos se vanaglorian de su conocimiento de la Enseñanza, sin embargo no la conocen!

- La llamada orden de la voluntad es un envío de la energía psíquica, la cual, como un producto del elemento ardiente, golpea las radiaciones más débiles mediante un encierro ardiente. Esto significa que para el fortalecimiento del aura no sólo se necesita una conciencia pura; uno tiene también que atraer el Fuego del Espacio.

- No confunda este señalamiento con Nuestra Enseñanza acerca de la voluntad, pues el poder de la voluntad es tan solo una de las manifestaciones de la energía psíquica.

 

Corazón:

- Por la Voluntad del Cosmos todas las cosas son atraídas las unas a las otras.

- La atracción de las corrientes de la voluntad da concordancia a la creatividad y a los fuegos espaciales. Los fuegos espaciales dirigen el flujo de todas las corrientes. La energía tiene la receptividad para asimilar las corrientes de la voluntad, así se armonizan las fuerzas con el Magneto Cósmico. La manifestación de los fuegos espaciales revelará a la humanidad todos los senderos al Infinito.

- Uno puede trazar la forma en que las corrientes de la voluntad de un Agni Yogui crean. El esfuerzo impulsa las corrientes hacia la transmutación del Fuego del Espacio. El Fuego Espacial es tan precipitado que la afirmación de la transmutación es inmutable. Así es como Nosotros impulsamos las fuerzas hacia la conciencia. Así crea la Tara. Un mejor destino se acerca. Así lo afirmo Yo.

-  El impulso de la evolución agrupa las energías que luchan por alcanzar el Magneto Cósmico. La creatividad del Magneto Cósmico se revela como la Voluntad de la Razón Suprema. La fusión de las energías aspirantes mediante la Voluntad proporciona la creación en las formas del Fuego intensificado. Cuando el elemento del Fuego dinámico, acelerando hacia la manifestación vital, encuentra corrientes en armonía con la tensión cósmica, entonces este elemento agrupa más fuegos en esfuerzo. Pero cuando las energías se apresuran a afirmar una aspiración contraria, ocurre una explosión en el espacio. La manifestación del Infinito y del impulso humano son iguales. Así es como los senderos se unifican

- 88. Cuan grandemente tendrá que realizar el discípulo el poder de percepción y la comprensión de que existe únicamente una ley que gobierna todo el Cosmos –La Voluntad Superior; y a lo largo de esta línea se crea la evolución del espíritu. Esta ley une todas las magnitudes relacionadas y manifestadas. El esfuerzo hacia el cumplimiento de la Voluntad Superior conduce a la sensibilidad de percepción. Sólo este sendero depara una decisión en correspondencia con la comprensión y el cumplimiento de la Voluntad Superior. Así, Nosotros también ofrecemos Nuestro esfuerzo creativo a la Voluntad Superior y así las arcas de la conciencia se mezclan en el Resplandeciente Corazón Único. ¡Sí, sí, sí! ¡Así es creado el gran escalón cósmico!

- 178. Cuan necesario es para todo el mundo no desunir su corazón y su mente en el sendero hacia Nosotros. La creatividad se afirma por puros impulsos y es tan necesario unir todos los centros ardientes. Así, se debe realizar que la materia del pensamiento debe servir como un vínculo con las substancias elevadas porque únicamente el pensamiento sutil puede penetrarlas y el refinamiento de la conciencia puede impulsar aquella fuerza que controla recursos poderosos. Así, sólo una conciencia unificada podrá cumplir la Voluntad Superior. Así se afirma la Cadena de la Jerarquía. Así una conciencia unificada gobierna el Mundo. La Voluntad Superior es transmitida al espíritu más cercano. De aquí que, la Voluntad del Jerarca debe ser totalmente ejecutada. Uno debe por lo tanto aceptar activamente todo aquello que ha sido entregado por una conciencia unificada.

- 292. La construcción de los grandes pasos de la evolución ocurre a través de inusuales medios. Cada nuevo paso siempre le entrega a la humanidad una afirmación que empuja al pensamiento a nuevas y poderosas posibilidades. Así, la Voluntad Suprema también intensifica toda energía en concordancia con el Magneto Cósmico. No existe afirmación que no sea cumplida si es enviada por la Voluntad Suprema. No existe esfuerzo que no sea reconocido si es enviado por la Voluntad Suprema. Por consiguiente, la humanidad debe esforzarse únicamente hacia la Jerarquía. Verdaderamente, en este concepto cósmico están contenidas todas las posibilidades para la constructividad.

- Por tanto, la Voluntad Cósmica gobierna todo progreso hacia el Infinito.

- 186. El esfuerzo del espíritu intensifica la valentía, absorbiendo al hombre con la energía del fuego. El poder de la voluntad da al hombre el paso más inspirador y armonioso hacia la belleza. Sólo durante la manifestación de la constructividad del espíritu, se logra una forma de belleza. En consecuencia, cuando el poder de la valentía tensa la creatividad, el resultado va en conformidad con la belleza. Digamos que únicamente en coordinación con el Magneto Cósmico se puede crear una forma de belleza. Por tanto, todo movimiento de gente que se intensifique mediante el poder del espíritu, permite un nuevo paso de la evolución. Por lo tanto, la belleza de la tensión corresponde a la belleza de la creatividad del Magneto. Todas las ordenanzas cósmicas corresponden con la belleza. Por tanto, ¡el camino hacia el Infinito convoca a la belleza!

 

AUM:

- 74. Los conceptos acerca de la voluntad deben ser firmemente realizados y distinguidos. La voluntad del cerebro se ha convertido en la fortaleza de Occidente, mientras que el Este ha mantenido su fortaleza en el corazón. Como sugestión, los hipnotizadores de occidente usan la voluntad, estirando los centros de las extremidades y de los ojos; no obstante esta emanación no solamente se agota rápidamente sino que trae fatiga y principalmente, actúa sólo a distancias insignificantes. En las transmisiones de la voluntad los logros espaciales son imposibles; mas el corazón del Oriente no necesita ninguna tensión de las extremidades, no aplica innecesariamente la energía, sino que envía sus pensamientos sin ningún límite de lugar. La sugestión del corazón, como un canal natural de comunicación, no lesiona a aquel que sugestiona o que recibe. El método occidental siempre es claramente exterior, mas el acto oriental no tiene nada de externo en él; muy por el contrario, el transmisor no considera al receptor, porque él tiene la imagen del destino en el corazón. Existen muchas ventajas en la actividad del corazón, pero para abarcarla es necesario primeramente darse cuenta de la importancia del corazón. El poder del corazón conquista absolutamente todo. El corazón puede conocer la importancia de los acontecimientos distantes. El corazón puede remontarse, fortificando los eslabones necesarios. El corazón puede unificarse con los Mundos distantes. Pruébalo sólo por la transmisión de la voluntad y te darás cuenta de la diferencia en la voluntad del corazón ¡La Edad de Maitreya es la Época del Corazón! ¡Únicamente con el corazón podremos justipreciar los tesoros de Maitreya! Únicamente con el corazón podremos entender cuan grandemente se necesitan para el futuro todas las adquisiciones y todo el conocimiento-directo.

- 233. Nuestra voluntad puede alterar el pulso. Podríamos detener los latidos del corazón. Podríamos ejecutar muchos actos psico-fisiológicos. Pero si preguntas qué hacer ahora, Yo te diré, deja que tu corazón ascienda. Imagina tu corazón como si estuviera dentro de un cáliz con una ascendente llama. Así, por encima de las funciones fisiológicas, fijemos el ascendente esfuerzo del corazón hacia la Jerarquía

- 6. Así como es en el Cielo así es en la Tierra. Verdaderamente, el único fundamento del Ser penetra en toda la existencia. Precisamente este fundamento debería ayudar a la humanidad a entender a la Jerarquía del Infinito. ¿Quién dudará entonces que en cada objeto terrenal está expresada la voluntad de alguien? Sin la voluntad no se puede crear ningún objeto, tampoco ponerlo en movimiento. Así es sobre la Tierra y es lo mismo en el Mundo Superior. Ya que la existencia del planeta como una fortaleza terrenal requiere un impulso de la voluntad, es comprensible que todo el sistema de los cuerpos celestes requieran de lo mismo. Una voluntad como aquella estará más presta a tener una mayor conciencia. Pero incluso la voluntad del ser humano promedio puede servir como ejemplo del microcosmos. Uno no necesita someterse a cálculos especiales, pero si nosotros tomamos como una unidad a la voluntad humana en su tensión más elevada, entonces será posible estimar la fuerza del impulso de la voluntad planetaria. Podría ser que uno esté envuelto en cifras incontables, calculando el impulso-de-la-voluntad de todo un sistema. Dicho problema será una introducción en la Grandeza de lo Inefable. Por lo tanto, así de útiles son las observaciones sobre el poder de la voluntad cuando el pensamiento pone en movimiento esta energía cósmica. La morada de Agni es el horno del Poder Cósmico. Uno no debería abrumarse ante los innumerables dígitos en el cálculo de la Magnitud. Los números meramente expresan aquello de lo que estamos conscientes, mas el corazón ardiente, sin necesidad de números, puede esforzarse junto al camino de la asimilación de la Grandeza allí donde la palabra no existe.

- 112. Uno puede intensificar la voluntad mediante cualquier medio mecánico. De esto pueden dar fe muchos ejemplos y fórmulas, mas Nosotros aconsejamos fortalecer la voluntad con la Comunión con la Jerarquía. Se podría incluso decir que en general este es el único medio para el ascenso del espíritu. Aun el camino de los medios mecánicos conduce a lo mismo, pero a través de gastos inútiles de tiempo y esfuerzo. La comunión con la Jerarquía a través del corazón nos releva de tantras y magia. Naturalmente, extraños obstáculos pequeños pueden estropear la comunión, pero no olvidemos los peligros a los que están expuestos los tántricos y los magos. Pero, en cualquier caso, no es sabio aquel que sueña con su voluntad separada; esta crece y vibra en las Tesorerías Más Elevadas. Y aquel que se preocupa de su voluntad individual, sin estar en comunión con los Mundos Superiores, no está en el verdadero camino.

- La voluntad dirigida hacia la unidad con la Voluntad Superior adquiere el poder de un magneto. Entre las afirmaciones creativas se debe observar cada manifestación de la voluntad. Este fuerte magneto puede señalar con antelación y afirmar la vida. Puede atraer todas las energías necesarias. Ciertamente la chispa divina puede enardecerse por el esfuerzo de la voluntad. La confluencia de la Voluntad Superior con la humana resulta en una unidad elemental. La creatividad está saturada por estas energías. La cooperación con energías cósmicas se manifiesta en una confluencia espacial correspondiente. Así la aspiración de una voluntad saturada produce nuevas combinaciones cósmicas. En el sendero al Mundo Ardiente afirmémonos sobre la unión de la voluntad con la manifestada Energía Superior.

- 5. La voluntad, que es empujada hacia la creatividad con el Magneto Cósmico puede erigir muchas excelsas construcciones ya que, la voluntad conscientemente dirigida puede saturar al espíritu con ardiente esfuerzo. La humanidad no acepta esta ley de la voluntad conscientemente dirigida; por eso hay tantos errores. Se puede afirmar que cada acción humana es empezada sin una verdadera comprensión de su aplicación. De esa manera la vida humana carece notoriamente de metaidoneidad. En el sendero al Mundo Ardiente recordemos la gran ley de la voluntad conscientemente dirigida.

- En la transmisión del pensamiento a distancia se emplean ciertos métodos que no carecen de fundamento. En dos cuartos, ambos pintaron usando el mismo color, preferiblemente verde, una sola nota es tocada y el lugar se llena de aroma. Semejantes detalles sin ninguna duda tienen importancia, pero sólo son de naturaleza accesoria. El poder del pensamiento depende de la serenidad y del esfuerzo del corazón. Esto siempre hay que tenerlo en cuenta porque, con mucha frecuencia, la gente pone la voluntad en el cerebro. Dicho envío cerebral puede ser interrumpido en el espacio por una corriente más fuerte. En general, la receptividad más sutil es necesaria alrededor de la voluntad y de los envíos del pensamiento.

- También se ha dicho que el hombre tiene éxito cuando fusiona su voluntad con la Voluntad Superior. La gente asume que el poder de su Maestro es limitado, mas cada Maestro tiene su propio Maestro y la Voluntad Superior es la armonía de muchas conciencias. Cuando Nosotros, decimos, «Construyamos el futuro», queremos decir que tu deseo debe ser armonizado con el Nuestro. Aún la estructura más elevada puede caer cuando la voluntad terrenal trata de dañar las bases.

- 456. Urusvati sabe que la energía psíquica une y dirige hasta a los pájaros en sus migraciones, así como asiste a la unidad humana. Mas uno debería recordar que el cultivo de la voluntad es la mejor ayuda para la consecución de la iluminación la que, estallando en llamas, brilla como una antorcha y revela el camino. ¿Pero, cómo uno desarrolla esta determinación? ¿Tal vez con la ayuda de la concentración o del pranayama? Toda ayuda es útil, mas la voluntad más férrea se configura por las lecciones de la vida. Uno no necesita esperar por algún evento extraordinario para poder ejercitar la voluntad; la voluntad más indómita crecerá en medio de los eventos de la vida diaria. No es suficiente simplemente repetir sobre la cualidad de la voluntad; esta debe ser adquirida interiormente como un impulso psíquico. A la voluntad se la fortalece por el trabajo. La gente revela el grado de su poder de voluntad en cada encuentro. La mente del ser humano fluye por orden de la voluntad y la conciencia debería ser como una apertura de las puertas, no de esclavitud. La verdadera educación de la voluntad acompaña al primer despertar de la conciencia. Aunque el hombre es capaz de sentir la ventaja de la voluntad disciplinada en los tempranos días de su vida, no todos pueden vencer fácilmente una voluntad incontrolable. El caos es conquistado sólo a través de darse cuenta que esta tosca materia debe ser transformada. Mas uno tiene que pasar por muchas encarnaciones antes de comprender independientemente de la necesidad de conquistar al caos y mientras uno carezca de experiencia espiritual, debe escuchar los consejos que se refieren a la voluntad. Entonces se entenderá que la voluntad debe ser fortalecida y disciplinada. Se entenderá que la voluntad puede detenernos de ofender a nuestro vecino. La voluntad señalará cuando uno debe ofrecer ayuda. Por la voluntad del discípulo Nuestra guía se acelerará. La voluntad es un purificador cuando es dirigido hacia el bien. El pensador señalaba con frecuencia a los pájaros migrando y exclamaba, «¡Qué hermosa fuerza guía a estos viajeros!».

- 561. Urusvati sabe que el maestro no puede forzar la voluntad del discípulo, sin embargo, al mismo tiempo la guía debe continuar. Esta tarea es difícil incluso para un maestro experimentado. Uno puede ver que hay dificultades similares en todo camino de la vida. El maestro encuentra la manera de perfeccionar el libre albedrío del estudiante escuchando los impulsos de su corazón y no siguiendo los métodos previamente establecidos. Esto puede ser cultivado, pero se necesitarán contactos afectuosos para no causar desasosiego. El maestro debe conocer que la voluntad perfeccionada es la victoria más apreciada. Es solo la voluntad la que acerca a uno al sendero de la evolución. Uno no debería pisotear esta flor, la que florece a través de las muchas vidas. ¡Para educar la voluntad se debe tomar el cuidado más delicado! Yo afirmo que no sólo la educación es necesaria, sino también iluminación ya que cuando el guía se pone en contacto con ese sensible aparato como la voluntad del estudiante, este aparato estará inevitablemente conectado con la energía psíquica, lo que es una expresión de la voluntad esforzándose hacia adelante. La voluntad vibra continuamente y debe desarrollarse. La pérdida de la voluntad significa descomposición. Sin voluntad, es imposible enfrentar las embestidas del caos. El Pensador le enseñó a Sus discípulos a usar los eventos diarios para afilar su voluntad. Él solía decir: «Hay que usar el arco, de otra manera este se secará y se quebrará».

- 729. Urusvati sabe que la voluntad es energía psíquica, transmutada y afilada. En la antigüedad la flecha era un símbolo de la voluntad. Al momento se habla mucho sobre el desarrollo de la voluntad y para fortalecerla se han propuesto muchos métodos artificiales, pero sólo se puede desarrollar mediante un trabajo activo. Cuando te encuentras con personas que carecen de fuerza de voluntad, puedes estar seguro que ellos sufren de pereza y están en un estado de conciencia obscurecida, reacios a intentar alguna actividad independiente. Existen muchas de esas personas y ellos no están dispuestos a entender que dicha labor creativa afila las flechas del logro. Se podría decir que la falta de voluntad está acompañada de miedo, de depresión, de ingratitud y otros terrores de la ignorancia. Cuando nos esforzamos al Mundo Supramundano, nosotros debemos hacer acopio de toda nuestra voluntad para con valentía conquistar todos los estratos inferiores, los que clavan a la gente a un estado de ignorancia. No tengamos lástima de aquellos que se privan de la posibilidad del avance. Por compasión Nosotros señalaremos a esa gente lo mucho que ellos pierden – pero tú puedes estar seguro que muchos de ellos no serán capaces de atender Nuestro consejo. Únicamente una vida de trabajo les enseñará a valorar la calidad en su trabajo y en este sendero de esfuerzo ellos se pondrán la armadura de la voluntad. En medio de la vida diaria uno puede encontrar ejercicios excelentes para el desarrollo de la voluntad y hay que bendecir estas formas naturales. El Pensador amonestaba a sus discípulos para que no cayeran en el desaliento.